Cómo visitar en paz a quienes ya no están

149

En mi familia tenemos la tradición de ir cada 2 de noviembre, a visitar las tumbas de los familiares que ya no están con nosotros.

Es un momento de oración y recogimiento para el que se necesita mucha paz interior. Lamentablemente, el clima de inseguridad en que vivimos hace que este momento se llene de tensión y estrés.

El año pasado fui testigo de cómo un delincuente aprovechó el caos que se generó en la puerta de un camposanto, para hacer de las suyas y despojar de sus pertenencias a una señora de edad que se encontraba ahí.

Es indignante como se puede ser tan desalmado y tomar provecho del momento en que las personas se dan un tiempo para recordar a sus seres queridos.

  • Aquí les dejo algunos consejos para poder visitar a los seres queridos que ya partieron, con la paz y tranquilidad necesarias.
  • Distribuye el dinero que lleves en distintas partes. Si te bolsiquean, tendrás una reserva.
  • De preferencia utiliza transporte público para trasladarte.
  • Si usas tu carro, organízate con tu familia para ir en un solo vehículo. Muchos cementerios no tienen playas de estacionamiento amplias.
  • No dejes nada de valor a la vista, cuando estaciones tu vehículo.
  • Si vas con un niño pequeño, asegúrate que tenga una tarjeta con sus datos personales, en caso se pierda. Si tu niño es más grande coordina con él un lugar de encuentro en caso se confunda entre la multitud.
  • No converses con quienes te ofrezcan alguna ‘ganga’ a la entrada del campo santo, podrían estafarte o robarte.

Ten presentes estas recomendaciones para que nadie te arrebate la tranquilidad que necesitas en el momento de recordar y orar por quienes ya no están con nosotros. Recuerda que a quienes hay que temer, es a los que están vivos.

El Agente Salvador

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here