No a las fiestas COVID

215

Hace unos días conversaba con un sobrino que trabaja en una empresa que ha reanudado sus actividades presenciales, bajo todos los protocolos, y me contó que a todos les habían mandado a hacer una prueba molecular para descartar coronavirus luego de que un miembro del personal diera positivo.

El chico lamentablemente murió a los pocos días y mi sobrino estaba muy angustiado de haberse contagiado, afortunadamente su resultado fue negativo. Conversando con él me enteré de que el joven fallecido contrajo la enfermedad a fin de año, en una fiesta a la que asistió con sus amigos y no resistió la etapa más agresiva de la enfermedad.

Mi sobrino y yo lamentamos la muerte de este joven, y este caso es un claro llamado de atención a aquel grupo de personas que cree que son inmunes y que asisten, sin ningún tipo de consideración con su familia y compañeros de trabajo, a reuniones sociales. Para evitar que más jóvenes mueran o contagien a sus familiares vulnerables, que siguen al pie de la letra los protocolos, he querido compartir con ustedes esta nota para que juntos le digamos “NO” a las Fiestas Covid.

Cada vez son más los casos de jóvenes infectados

Es increíble la cantidad de reuniones sociales o fiestas clandestinas que la policía tiene que intervenir cada fin de semana para ponerle freno al contagio. En las últimas celebraciones de fin de año más de 320 reuniones clandestinas fueron intervenidas solo en el cono norte de Lima. ¿Se imaginan la cantidad de personas y familias contagiadas que pueden traer estas reuniones que no siguen ningún protocolo?

Hasta hace poco la población joven se creía inmune al virus, pero la realidad es otra y cada vez salen más informes, no solo en el Perú, sino en otros países de casos de jóvenes, sin ninguna enfermedad prexistente que fallecen tras no soportar la infección. ¿Quieres ser parte de ellos? ¿O quieres cargar con la culpa de haber enfermado a tus padres, hermanos, abuelos, la familia o amigos que vivan contigo y que sí respetan los protocolos?

Hace unos días leí un informe del Banco Interamericano de Desarrollo, BID, sobre el coronavirus en Latinoamérica, y en él se decía que los jóvenes eran tan propensos como las personas mayores a morir por el coronavirus. La afirmación estaba basada en estadísticas de los países latinos más afectados por el virus, entre los cuales se encontraba Perú, y en este se comunicaba que los adultos jóvenes de 20 a 39 años y los adultos maduros, de 40 a 50 años son quienes más mueren por enfermar de COVID-19. De hecho, en Perú, durante la primera ola, el 20% de las muertes fue de jóvenes entre 20 a 39 años.

Debemos dejar de creer que ser asintomático es sinónimo de que no se es contagioso. De que los menores de 60 somos inmunes. Debemos dejar de pensar que no podemos esperar un poco más para reunirnos, la vacuna pronto llegará y las reuniones poco a poco irán normalizándose, pero para ello es importante ser paciente y cuidarnos. Esta es la única forma de que volvamos a vernos todos.

¿Y tú qué opinas? Juntos podemos evitar más muertes por COVID-19. Esperemos un poco más para reencontrarnos.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here