No Tengo Que Pagar Impuesto De Sucesiones?

No Tengo Que Pagar Impuesto De Sucesiones
¿Cuándo prescribe el pago del Impuesto de Sucesiones? – Otra de las cuestiones que preocupan a los beneficiarios, además de lo que pasa si no se paga el Impuesto de Sucesiones, es la prescripción de éste. Según la Ley General Tributaria, prescribe a los cuatro años del fallecimiento del causante de la herencia, lo que significa que los beneficiarios no tendrían que hacer frente al tributo. No Tengo Que Pagar Impuesto De Sucesiones

¿Cómo liquidar impuesto sucesiones sin aceptar herencia?

El trámite de liquidación de impuesto sin aceptación de herencia – Para realizar la liquidación se debe entregar constancia de inventario de bienes (inmuebles, vehículos, dinero en las cuentas de bancos, seguros de vida, y cualquier otro) y de los datos básicos del causante y los sucesores,

  1. Este trámite en la práctica puede demorarse, de hecho puede llegar a extenderse hasta 12 meses.
  2. Después de efectuarse el impuesto de sucesiones, se debe hacer el abono (en caso de que exista cantidad a ser abonada) y debe presentarse el impuesto abonado con la documentación en la Oficina Liquidadora de la Comunidad Autónoma en la que hubiere estado empadronado el fallecido.

Colisión entre plazos Este corto plazo colisiona con el plazo flexible que tiene la liquidación, partición y adjudicación de la sucesión. Primero que nada, porque la doctrina reconoce como 30 años el lapso de tiempo en el que puede aceptarse una herencia.

  • Esto en el caso de aceptación pura y simple, ya que en el caso de aceptación a beneficio de inventario es de solo 30 días la prórroga, desde que la persona es informada de su condición de heredero.
  • Es decir, el proceso de liquidación del impuesto de sucesiones tras la muerte de la persona no va de la mano con el de la realización de Escritura de Herencia y Adjudicación,
See also:  Paises Donde Existe El Impuesto De Sucesiones?

No obstante, voy a explicarte cada una de estas actuaciones que se hacen en el proceso hereditario: Partición Se refiere al reparto de los bienes, ya para esto los sucesores deben aceptar o rechazar la herencia, Dependiendo de quien sea el encargado de hacerla, la participación puede ser judicial, voluntaria o ejecutada por un contador.

  1. Liquidación Referente a la operación que indica el activo neto, lo cual implica la deducción del pasivo del causante y de la sucesión, además del establecimiento de las deudas hereditarias las cuales deben ser descontadas del activo bruto.
  2. Adjudicación Es el proceso de asignación de los bienes a los sucesores, de manera que la parte de cada uno quede satisfecha.

Resumiendo Una cosa es pagar el Impuesto de Sucesiones (que pidiendo el aplazameinto como máximo tendremos 12 meses desde el fallecimiento) y otra es la repartición, partición, liquidación y adjudicación de la herencia. Por lo tanto (y respondiendo de forma concreta la pregunta con la que inicie este post), sí debe pagarse el Impuesto de Sucesiones sin adjudicar la herencia.

¿Cuánto dinero me puede dar mi padre?

Ejemplo de reducción por una donación de dinero para la compra de vivienda habitual – Cuando se dona a los hijos dinero para la adquisición de una casa, se puede obtener una reducción del 95% del valor de compra, Para acceder a estos beneficios es necesario cumplir con una cantidad de requisitos como:

Que se trate de la adquisición de una vivienda habitual posterior a la donación.No puede superar el máximo de 60.000 euros o el doble si se trata de hijos con el 65% de discapacidad.Realizar la donación mediante una transacción bancaria entre padres e hijos.La donación debe estar formalizada en escritura pública.A partir de la fecha de donación debe presentar la declaración dentro de los 30 días hábiles y hacer la compra dentro de los 3 meses.

See also:  Impuesto Que Se Descuenta Del Sueldo?

¿Cómo usar el dinero de una herencia para pagar el Impuesto de Sucesiones?

El Impuesto de Sucesiones es el que se impone al aumento de riqueza de un contribuyente cuando recibe una herencia o una donación derivada de un fallecimiento. El pago de etse tributo puede convertirse en un problema temporal cuando lo tiene que asumir una persona que no dispone de recursos antes de recibir esa herencia o donación de, por ejemplo, un familiar.

Para ello, sin embargo, existe la posibilidad de tomar un atajo si entre lo que va a heredar se cuenta parte (o todo) el dinero de una cuenta bancaria. La razón es que, de estar en esta situación, el contribuyente podrá usar el dinero de esa futura herencia para pagar el Impuesto de Sucesiones. En la práctica, esto supone realizar un pequeño adelanto de esa herencia para poder abonar el impuesto que le permitirá recibir el importe restante de dicha herencia.

Es una operación que no todo el mundo conoce pero que sin embargo viene detallada en el propio Reglamento del Impuesto de Sucesiones, en cuyo artículo 80.3 se deja claro que las entidades bancarias podrán «enajenar valores a nombre del causante (de la donación y herencia) y, con cargo a su importe, o al saldo a favor de aquél en cuentas de cualquier tipo, librar los correspondientes talones a nombre del Tesoro Público por el exacto importe de las citadas liquidaciones».

El funcionamiento es sencillo: si un contribuyente va a heredar parte del saldo de una cuenta corriente por el fallecimiento de un conocido y no dispone de los fondos para pagar el Impuesto de Sucesiones puede optar por descontar del importe heredado lo que tenga que usar para liquidar el tributo y poder heredar el resto.

Eso, claro, sin perjuicio de las opciones de aplazamiento y fraccionamiento del Impuesto de Sucesiones en los términos establecidos por la ley, que permiten aplazar el pago del tributo hasta un año o fraccionarlo en cinco anualidades si se solicita dentro del plazo reglamentario de pago y cuando el inventariado de los bienes del causante es de inferior valor al de las cuotas a liquidar.

Adblock
detector