Cuando Prescribe El Impuesto A La Renta?

Cuando Prescribe El Impuesto A La Renta
Cuando hablamos de prescripción de un impuesto nos referimos al plazo pasado el cual Hacienda ya no podrá realizar una revisión. Es decir, si existe un error en un modelo presentado, pero está prescrito, ya no podrán reclamarnos ni sancionarnos. El plazo de prescripción a efectos tributarios es de cuatro años.

Durante ese tiempo deberemos conservar los justificantes de los datos presentados en las liquidaciones y declaraciones, pues nos los pueden exigir. Pero todo tiene sus matices, y el concepto de prescripción de impuestos también. Al afirmar que los impuestos prescriben a los cuatro años, cabe pensar que en 2015 no podrán revisarnos ningún impuesto anterior a 2011.

Pero no es así. El cómputo del plazo de prescripción se produce desde el periodo voluntario de presentación del impuesto, Es decir, en 2015 podrán revisarnos la declaración de la renta de 2010 porque el plazo voluntario de declaración de la renta de 2010 fue del 1 de mayo al 30 de junio de 2011.

Por lo tanto, no han transcurrido todavía los cuatro años de rigor y no está prescrito. Como cada declaración y autoliquidación de impuestos tiene su plazo voluntario de presentación, el cómputo de unos y de otros varía y hay que atenerse a ello para empezar a contar. A efectos prácticos, lo más sensato es contar un año más y considerar que pueden revisarnos cualquier impuesto presentado cinco años hacia atrás,

Aún cuando un impuesto ya haya prescrito, siempre es aconsejable conservar la documentación que le sirve de base algún tiempo más. En lo que a empresas se refiere, el Código de Comercio obliga a la conservación de los justificantes mercantiles durante un mínimo de 6 años, mayor del que establece la Ley General Tributaria,

¿Cuándo prescribe una declaración de la renta?

Bases imponibles negativas – El artículo 26.5 de la Ley del IS establece que Hacienda puede comprobar las bases imponibles negativas durante los 10 años siguientes al término del plazo de presentación de la declaración. Transcurrido este plazo, el contribuyente deberá acreditar que la base imponible negativa resulta procedente presentando la declaración de Sociedades y la contabilidad depositada en el Registro Mercantil.

En 2021 una empresa tiene pérdidas que originan una base imponible negativa en la declaración del Impuesto sobre Sociedades a presentar hasta el 31 de julio de 2022. Por tanto, Hacienda podrá comprobar la procedencia de esa base imponible negativa hasta el 31 de julio de 2032. Pero si la compensación de la base imponible negativa se produce en uno o varios años posterior a 2032Hacienda solo podrá requerir a la Sociedad para que exhiba la declaración de Impuesto de Sociedades de 2021 y las cuentas de ese año depositadas en el Registro, nada más.

En resumen, las pymes deben conservar las facturas como mínimo seis años, teniendo en cuenta lo visto ⏰ No te preocupes si todo esto se te hace «bola», porque como ya sabes, en AYUDA T PYMES podemos asesorarte en todos tus temas con Hacienda, porque contamos con profesionales cualificados y con experiencia.

¿Cómo se cuenta la prescripción de impuestos?

La Ley de Procedimiento Fiscal dice :’Las acciones y poderes del Fisco para determinar y exigir el pago de los impuestos prescriben a los cinco años contados a partir del 1 de enero siguiente al vencimiento del plazo fijado para la presentación y pago del impuesto respectivo’.

¿Cuándo prescribe la declaración de la renta del año 2016?

LA PRESCRIPCIÓN DE IMPUESTOS ESTATALES TRAS EL ESTADO DE ALARMA –

INTRODUCCIÓN NORMATIVA

El Real Decreto-Ley 11/2020, de 31 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes complementarias en el ámbito social y económico para hacer frente al COVID-19 (ver aquí: Disposición 4208 del BOE núm.91 de 2020), estableció una medida de suspensión temporal de los plazos de prescripción de acciones y derechos previstos en la normativa tributaria debido al estado de alarma.

  1. Disp. Adicional Novena, aptdo.2: «2.
  2. Desde la entrada en vigor del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, hasta el 30 de abril de 2020 quedan suspendidos los plazos de prescripción y caducidad de cualesquiera acciones y derechos contemplados en la normativa tributaria.

Posteriormente, como recordaréis, hubo prórroga del Estado de Alarma. Por razones de seguridad jurídica, la reciente Ley 11/2021, de 9 de julio, de medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal (ver aquí: Disposición 11473 del BOE núm.164 de 2021 ) ha modificado el anterior precepto para limitar sus efectos a aquellos plazos de prescripción que finalicen antes del día 1 de julio de 2021 (sin tener en cuenta dicha suspensión).

Por tanto, se modifica el trascrito apartado 2 de la Disp. Adicional Novena del Real Decreto-ley 11/2020, que queda redactado como sigue: «2. Desde la entrada en vigor del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, hasta el 30 de mayo de 2020 quedan suspendidos los plazos de prescripción y caducidad de cualesquiera acciones y derechos contemplados en la normativa tributaria.

See also:  Que Es El Aporte Voluntario En El Impuesto Vehicular?

En el caso de plazos de prescripción, la suspensión del párrafo anterior solo resultará aplicable a aquellos plazos que, sin tener en cuenta la misma, finalicen antes del día 1 de julio de 2021.» En consecuencia, en aquellos supuestos en que sí resulte aplicable la suspensión del plazo de prescripción, el plazo finalizará una vez trascurridos 4 años y 78 días (periodo comprendido entre el 14/03/2020 y el 30/05/2020 durante el que estuvo suspendido el plazo), siempre no se produzca la interrupción del mismo.

IMPUESTOS ESTATALES

Así, en el caso del derecho de la Administración a determinar la deuda tributaria mediante liquidación y suponiendo que no se hubiera producido previamente la interrupción del mismo, los últimos periodos impositivos al que afectaría la suspensión del plazo serían los que a continuación vamos a comentar.

¿Cuántas veces te puede inspeccionar Hacienda?

Cuando Prescribe El Impuesto A La Renta Hacienda no puede inspeccionarte más de una vez. Si la Agencia Tributaria investiga un asunto concreto y no encuentra nada, o bien si al final te sanciona o liquida, no podrá volver a revisar ese asunto. Ni siquiera podrá hacerlo aunque tenga indicios de que se ha cometido un delito fiscal.

  • El único caso en el que Hacienda podría denunciarte dos veces es si se descubren nuevas circunstancias.
  • Es decir, si Hacienda consigue determinar que la liquidación no era la que correspondía, podría volver a investigarte.
  • Para que lo entiendas mejor, ponemos un ejemplo.
  • Hacienda te investigó porque te deducías unos gastos que parecían falsos o sospechosos.

Al final, descubrió que había facturas de gastos que no correspondían con tu actividad laboral. Por ejemplo: te dedujiste una PlayStation 5. Sin embargo, si no revisaron, por ejemplo, los gastos del coche, y después de la liquidación se dan cuenta de que tampoco cuadraban, no podrán volver a hacer la inspección.

¿Cuándo prescriben las deudas en Panamá?

La ley comienza a regir el 1° de abril de 2021 y el beneficio alcanza de manera retroactiva a toda la población panameña, es decir, no solo a quienes soliciten un préstamo desde esa fecha. De esta forma, si al 1° de abril, el último pago de su deuda cuenta cinco años, quedará borrada del historial.

¿Qué significa prescripción de impuestos?

Dirección General de Ingresos Dirección de Asistencia al Contribuyente Consultas más Frecuente 2. CODIGO TRIBUTARIO 2.2. De la Relación Tributaria. PREGUNTA # 1 Concepto de la obligación tributaria ¿Qué es la obligación tributaria?

Es la relación jurídica que emana de la Ley y nace al producirse el hecho generador. Se da entre la persona (natural o jurídica) y el Estado, quien tiene a su vez la facultad, obligación y responsabilidad de exigir el cumplimiento de la obligación tributaria.
Base Legal: art.12 del CTr.

PREGUNTA # 2 Domicilio de un no residente ¿ Cuál sería el domicilio de un no residente, pero que ejerce actividad económica en territorio nacional?

1. El lugar en el cual un contribuyente no residente realiza toda o parte de su actividad económica, y comprende, entre otras: a. La sede central de dirección o administración; b. Las sucursales; c. Las oficinas o representante; d. Las fábricas; e. Los talleres; y f. Las minas, los pozos de petróleo o de gas, las canteras o cualquier otro lugar de extracción de recursos naturales.2. También comprende: a. Una obra o un proyecto de construcción o instalación o las actividades de supervisión en conexión con los mismos, pero sólo sí la duración de esa obra, proyecto o actividad de supervisión excedan de seis meses; y b. Servicios de consultoría empresarial, siempre que excedan de seis meses dentro de un período anual.3. No obstante lo dispuesto en los numerales 1 y 2 anteriores, cuando una persona distinta de un agente independiente actúe por cuenta de un contribuyente no residente, se considerará que esa empresa tiene un establecimiento permanente en Nicaragua respecto de las actividades que dicha persona realice para la empresa, si la misma: a. Tiene en Nicaragua poderes con facultad para suscribir habitualmente contratos o realizar actos en nombre de la empresa; o No tiene dichos poderes, pero mantiene habitualmente en Nicaragua un depósito de bienes o mercancías desde el cual realiza regularmente entregas de bienes o mercancías en nombre de la empresa.
Base Legal: art.22 del CTr y art.8 de la LCT

PREGUNTA # 3 Registro Único ¿Cómo identifica la DGI a sus contribuyentes?

Mediante la asignación de un número de Registro Único de Contribuyente (RUC) en correspondencia a lo establecido en la Ley Creadora del Registro Único del Ministerio de Finanzas Decreto Nº 850.
Base Legal: Decreto Nº 850 y art.26 del Código Tributario

PREGUNTA # 4 Ley creadora del RUC ¿El RUC es creado con el Código Tributario?

No. El Registro Único del Contribuyente fue creado mediante Decreto Nº 850 el 28 de octubre de 1981 y publicado en la Gaceta Diario Oficial Nº.246 del 30 de octubre del mismo año. El Código Tributario es aprobado por la Asamblea Nacional el 28 de octubre del 2005 y publicado en La Gaceta Diario Oficial Nº 227 del 23 de noviembre del 2005, para entrar en vigencia seis meses después de esa fecha, o sea el 23 de mayo del 2006.

¿Quién solicita la prescripción tributaria?

Solicite una cita a través de nuestro correo electrónico: [email protected], [email protected], o llamando al 998513531. La prescripción de una deuda tributaria no se declara automáticamente, esta debe ser solicitada por el deudor tributario ante la administración tributaria (SUNAT).

Esta solicitud puede ser presentada en cualquier momento, fuera o dentro de un procedimiento administrativo o judicial. La solicitud de prescripción es un procedimiento administrativo mediante el cual el contribuyente o deudor tributario pide se declare la extinción de la acción para determinar la obligación, exigir su pago o aplicar sanciones, según sea el caso, debido al transcurso del tiempo.

La prescripción opera dentro de los siguientes plazos:

  1. Cuatro años, siempre que se haya presentado la declaración jurada correspondiente.
  2. Seis años, si no se presentó la declaración jurada.
  3. Diez años si se trata de tributos retenidos o percibidos que no hayan sido pagados.
  4. Cuatro años para solicitar compensaciones o devoluciones.

Trámite para solicitar la prescripción.- Para solicitar la prescripción el deudor tributario debe presentar una solicitud indicando cual es la acción sobre la cual se pide la prescripción, es decir si se trata de:

  • La acción para la determinación de la obligación tributaria.
  • La acción para exigir su pago.
  • La acción para aplicar sanciones.

Esta solicitud debe contener la identificación de la deuda tributaria, código del tributo o multa y período tributario. Asimismo este escrito debe tener la expresión concreta de lo pedido, con los fundamentos de hecho y de derecho. Evaluación.- Esta solicitud es evaluada por la administración tributaria en un plazo de 45 días hábiles desde su presentación.

En caso que la Sunat declare improcedente la solicitud u opere el silencio administrativo negativo, es decir si no se pronuncia dentro del plazo de evaluación descrito en el párrafo anterior, el deudor tributario puede interponer recurso de reclamación dentro de los 20 días hábiles de haber sido notificado con la resolución que declaró la improcedencia u opere el silencio administrativo negativo.

Contra la resolución que resuelva el recurso de reclamación se puede interponer recurso de apelación ante el Tribunal Fiscal. Comuníquese con nosotros para analizar su caso y encargarnos la tramitación de la declaración de prescripción. Lima, 15 de Marzo del 2015.

¿Cuándo prescribe una deuda tributaria en Colombia?

Señaló que, conforme con el artículo 817 del Estatuto Tributario, el plazo con el que cuenta la Administración para iniciar un proceso de cobro coactivo prescribe en cinco años, so pena de la ocurrencia de la prescripción extintiva, que castiga el interés del acreedor para reclamar su derecho.

¿Cuánto tarda en prescribir una deuda con Hacienda?

Plazos de prescripción de las deudas con Hacienda – Toda deuda con Hacienda prescribirá a los cuatro años, afectando directamente a estos derechos, tal como recoge el artículo 66 de la Ley General Tributaria :

Determinar la deuda tributaria mediante la oportuna liquidación. Exigir el pago de las deudas tributarias liquidadas y autoliquidadas. Solicitar las devoluciones derivadas de la normativa de cada tributo, las devoluciones de ingresos indebidos y el reembolso del coste de las garantías. Obtener las devoluciones derivadas de la normativa de cada tributo, las devoluciones de ingresos indebidos y el reembolso del coste de las garantías.

No obstante, como veremos más adelante, esto no quiere decir que transcurridos 4 años la deuda se elimine automáticamente, ya que el plazo de prescripción puede ser interrumpido y dejar de contar. Por ello es importante no confundir los conceptos de prescripción y caducidad de una deuda,

¿Cuándo prescribe la Declaración de la Renta del año 2016?

LA PRESCRIPCIÓN DE IMPUESTOS ESTATALES TRAS EL ESTADO DE ALARMA –

INTRODUCCIÓN NORMATIVA

El Real Decreto-Ley 11/2020, de 31 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes complementarias en el ámbito social y económico para hacer frente al COVID-19 (ver aquí: Disposición 4208 del BOE núm.91 de 2020), estableció una medida de suspensión temporal de los plazos de prescripción de acciones y derechos previstos en la normativa tributaria debido al estado de alarma.

Disp. Adicional Novena, aptdo.2: «2. Desde la entrada en vigor del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, hasta el 30 de abril de 2020 quedan suspendidos los plazos de prescripción y caducidad de cualesquiera acciones y derechos contemplados en la normativa tributaria.

Posteriormente, como recordaréis, hubo prórroga del Estado de Alarma. Por razones de seguridad jurídica, la reciente Ley 11/2021, de 9 de julio, de medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal (ver aquí: Disposición 11473 del BOE núm.164 de 2021 ) ha modificado el anterior precepto para limitar sus efectos a aquellos plazos de prescripción que finalicen antes del día 1 de julio de 2021 (sin tener en cuenta dicha suspensión).

  1. Por tanto, se modifica el trascrito apartado 2 de la Disp.
  2. Adicional Novena del Real Decreto-ley 11/2020, que queda redactado como sigue: «2.
  3. Desde la entrada en vigor del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, hasta el 30 de mayo de 2020 quedan suspendidos los plazos de prescripción y caducidad de cualesquiera acciones y derechos contemplados en la normativa tributaria.

En el caso de plazos de prescripción, la suspensión del párrafo anterior solo resultará aplicable a aquellos plazos que, sin tener en cuenta la misma, finalicen antes del día 1 de julio de 2021.» En consecuencia, en aquellos supuestos en que sí resulte aplicable la suspensión del plazo de prescripción, el plazo finalizará una vez trascurridos 4 años y 78 días (periodo comprendido entre el 14/03/2020 y el 30/05/2020 durante el que estuvo suspendido el plazo), siempre no se produzca la interrupción del mismo.

IMPUESTOS ESTATALES

Así, en el caso del derecho de la Administración a determinar la deuda tributaria mediante liquidación y suponiendo que no se hubiera producido previamente la interrupción del mismo, los últimos periodos impositivos al que afectaría la suspensión del plazo serían los que a continuación vamos a comentar.

¿Cuántos años puede revisar la autoridad fiscal?

Las personas obligadas a llevar contabilidad deberán conservarla a disposición de las autoridades fiscales de conformidad con la fracción III del artículo 28 de este Código. Las personas que no estén obligadas a llevar contabilidad deberán conservar en su domicilio a disposición de las autoridades, toda documentación relacionada con el cumplimiento de las disposiciones fiscales.

  1. La documentación a que se refiere el párrafo anterior de este artículo y la contabilidad, deberán conservarse durante un plazo de cinco años, contado a partir de la fecha en la que se presentaron o debieron haberse presentado las declaraciones con ellas relacionadas.
  2. Tratándose de la contabilidad y de la documentación correspondiente a actos cuyos efectos fiscales se prolonguen en el tiempo, el plazo de referencia comenzará a computarse a partir del día en el que se presente la declaración fiscal del último ejercicio en que se hayan producido dichos efectos.

Cuando se trate de la documentación correspondiente a aquellos conceptos respecto de los cuales se hubiera promovido algún recurso o juicio, el plazo para conservarla se computará a partir de la fecha en la que quede firme la resolución que les ponga fin.

Tratándose de las actas constitutivas de las personas morales, de los contratos de asociación en participación, de las actas en las que se haga constar el aumento o la disminución del capital social, la fusión o la escisión de sociedades, de las constancias que emitan o reciban las personas morales en los términos de la Ley del Impuesto sobre la Renta al distribuir dividendos o utilidades, de la documentación e información necesaria para determinar los ajustes a que se refieren los artículos 22 y 23 de la ley citada, la información y documentación necesaria para implementar los acuerdos alcanzados como resultado de los procedimientos de resolución de controversias contenidos en los tratados para evitar la doble tributación, así como de las declaraciones de pagos provisionales y del ejercicio, de las contribuciones federales, dicha documentación deberá conservarse por todo el tiempo en el que subsista la sociedad o contrato de que se trate.

Tratándose de las actas de asamblea en las que se haga constar el aumento de capital social, además se deberán conservar los estados de cuenta que expidan las instituciones financieras, en los casos en que el aumento de capital haya sido en numerario o bien, los avalúos correspondientes a que se refiere el artículo 116 de la Ley General de Sociedades Mercantiles en caso de que el aumento de capital haya sido en especie o con motivo de un superávit derivado de revaluación de bienes de activo fijo.

¿Cuándo prescribe una deuda con Hacienda en fase de embargo?

¿Cuándo prescribe una deuda con Hacienda en fase de embargo? – Si nos referimos a las anotaciones de embargo de deudas de Hacienda, podemos afirmar que tienen una vigencia máxima de cuatro años, trascurridos los cuales, el embargo caducará, a menos que se hubiese ordenado, de forma anticipada, su prórroga por otros cuatro años más.

Según la Ley de Enjuiciamiento Civil en su disposición final novena, apartado 2, redacta nuevamente el artículo 86 de la Ley Hipotecaria, donde indica que las anotaciones preventivas, independientemente de su origen, caducarán a los cuatro años de su anotación, salvo aquellas que tengan un plazo establecido inferior.

Por tanto, la respuesta a la pregunta de cuándo prescribe una deuda tributaria en fase de embargo, la respuesta es cuatro años desde la fecha de anotación registral, aunque si se solicita la prórroga del embargo se podría renovar por cuatro años más, así sucesivamente.

Adblock
detector