Que Significa Derogar La Reforma Laboral?

Que Significa Derogar La Reforma Laboral
Lo que hay detrás de uno de los términos más controvertidos de los últimos meses en el seno del Gobierno. Derogar, del latín derogare o, lo que es lo mismo, ‘ dejar sin efecto una norma vigente ‘, según la Real Academia Española.

¿Cuál es el significado de derogar?

Derogar. Es la abolición, anulación o revocación parcial de una norma jurídica, ley o reglamentación vigente por otra posterior y que implica que no sea necesario reexpedir todo el resto de algún ordenamiento reformado. Es decir, se refiere a la supresión de algún pasaje de la ley o decreto.

¿Cuál es la nueva reforma laboral?

Qué es y en qué consiste la reforma laboral – Si te preguntas de entrada qué es una reforma laboral, es un acuerdo sobre cualquier tipo de modificación sobre la normativa laboral. Su finalidad es cambiar y mejorar las relaciones laborales del país, obteniendo una regulación más eficiente del mercado laboral.

  • Se trata de un conjunto de normas aplicadas para mejorar la relación entre trabajadores y empresario, apostando por la igualdad y la flexibilidad en todos los aspectos;
  • Estas iniciativas modifican parte de la legislación encargada de regular las relaciones laborales para fomentar la creación de empleo, crear un marco de condiciones laborales óptimas y poner freno a la destrucción del empleo;

¿Cuándo entra en vigor nueva reforma laboral? La última reforma laboral en España fue publicada el 30 de diciembre en el BOE y entró en vigor el 31 de diciembre de 2021. Esta ley de regulación del mercado laboral fue convalidada el 3 de febrero de 2022 en el Congreso de los Diputados, es decir, completando de esta forma el último paso para que saliera adelante.

¿Qué es la reforma laboral en Colombia 2021?

Otros puntos de la reforma laboral – El segundo aspecto, que incluso ha mencionado el Gobierno Nacional, tiene que ver con liderar cambios para permitir la contratación de personas por horas. Esto último se propone teniendo en cuenta que Colombia padece el hecho de contar con una alta tasa de informalidad en el mercado laboral.

  1. La contratación por horas, según mencionaba la exministra de Trabajo, Alicia Arango, ayudaría a mitigar esos niveles de informalidad y aumentaría sustancialmente la base de trabajadores que cotizan al sistema de salud;

Justamente esta propuesta abre la puerta a un último punto fuerte que se ha venido discutiendo en torno a la próxima reforma laboral: la cotización al sistema de salud y pensional también por horas. La idea es dar vía libre para que un trabajador en Colombia pueda hacer pagos a salud, pensión y riesgos laborales no con base en un salario mínimo, sino en los ingresos reportados por las horas trabajadas.

Por lo demás, varias organizaciones multilaterales han pedido, constantemente, que en el marco de la reforma laboral en Colombia se debata el  disminuir los costos laborales que deben asumir las empresas en el país.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde) ha sido reiterativa en que, si no se revisan los costos que debe asumir una empresa por contratar a un trabajador en Colombia, o por costear su ausencia laboral, las compañías del país están ante el riesgo de perder competitividad frente a sus pares de la región. — .

¿Qué pasa cuando una ley se deroga?

Se denomina derogación, en Derecho, al procedimiento a través del cual se deja sin vigencia a una disposición normativa, ya sea de rango de ley o inferior. La derogación es, por tanto, la acción contraria a la promulgación.

¿Cuáles son los tipos de derogación?

Conclusiones – Es erróneo pensar que el TPCC resulta de aplicación solamente al campo del derecho civil excluyendo otras áreas del derecho privado como el derecho laboral y derecho comercial. Ya que su alcance trasciende las fronteras del derecho privado alcanzando al derecho público, es así que también resulta aplicable al derecho constitucional, derecho administrativo, derecho tributario, derecho penal, etc.

  1. Y no solo hablamos del TPCC sino que los diferentes títulos preliminares de las diferentes áreas del derecho resultan aplicables al sistema jurídico en su integridad;
  2. Lo que debería decir la primera parte de la norma sería:  «La ley se deroga por otra ley o por otra norma de su mismo rango»;

Por ejemplo, un decreto legislativo podría derogar una ley pues a pesar de ser normas diferentes ambas tienen el mismo rango. Por derogación expresa una norma señala concretamente qué norma está derogando. Por derogación tácita , en un caso ocurre por una incompatibilidad absoluta entre la nueva ley y la anterior y en el otro cuando la nueva ley regula la materia de la anterior aunque no haya incompatibilidad entre ambas normas.

En el caso del tercer párrafo, si la ley derogada, antes de su derogación por una nueva ley, derogó otras leyes. Estas no recobrarán vigencia cuando la norma que las derogó haya sido derogada por una nueva ley.

Ya que de hacerlo colisionarían con la nueva norma.

¿Cuántas horas se debe trabajar según la ley?

Iniciativas de Ciudadanos Senadores – Del Sen. Arturo Escobar y Vega, del Grupo Parlamentario del Partido Verde Ecologista de México, la que contiene proyecto de decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley Federal del Trabajo.

Se turnó a las Comisiones Unidas de Trabajo y Previsión Social; y de Estudios Legislativos. INICIATIVAS QUE HAN CONCLUIDO EL PROCEDIMIENTO LEGISLATIVO, CON FUNDAMENTO EN EL ACUERDO PARLAMENTARIO APROBADO EL 23 DE NOVIEMBRE DE 2010.

( VER ACUERDO. ) INICIATIVA DE REFORMAS Y ADICIONES A LA LEY FEDERAL DEL TRABAJO Recinto del Senado de la República, 13 de diciembre de 2007. CC. SECRETARIOS DE LA MESA DIRECTIVA CÁMARA DE SENADORES DEL H. CONGRESO DE LA UNIÓN P R E S E N T E Los suscritos, Senadores de la República de la LX Legislatura del H.

  1. Congreso de la Unión, integrantes del Grupo Parlamentario del Partido Verde Ecologista de México, con fundamento en lo dispuesto por el artículo 71 fracción II y 72 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; 55 fracción II, 56, y demás relativos del Reglamento Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, sometemos a la consideración de esta Honorable Asamblea, la siguiente Iniciativa con Proyecto de Decreto mediante el cual se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley Federal del Trabajo, al tenor de la siguiente EXPOSICIÓN DE MOTIVOS México se encuentra entre los países con mayor número de trabajadores que laboran más de48 horas a la semana, es decir, más de lo que marca la norma internacional del trabajo, según la Organización de las Naciones Unidas;

Casi el 30% de los trabajadores mexicanos, alrededor de 11 millones de personas trabajan jornadas «excesivas», según el estudio » El tiempo de trabajo en el mundo «, elaborado por la OrganizaciónInternacional del Trabajo, dependiente de la ONU. En una selección de 20 países, México se encuentra en el lugar número nueve en la incidencia de trabajadores con jornadas superiores a 48 horas semanales, cifra superior al promedio mundial.

  • «Alrededor de 22% de la fuerza de trabajo mundial, equivalente a unos 614;
  • 2 millones de trabajadores, tienen jornadas de duración ‘excesiva'», dice el informe que por primera vez indica la manera en que se ven influenciadas las políticas relacionadas con la duración de las jornadas de trabajo;

Perú es el país que encabeza la lista con un mayor número de trabajadores con jornadas semanales superiores a 48 horas con 50. 9% de sus trabajadores, seguido por la República de Corea con 49. 5%, Tailandia con 46. 75% y Pakistán con 44. 45%. «Las iniciativas para reducir las horas en estos países no han tenido éxito por diversos motivos, incluyendo la necesidad de las personas de trabajar más para que sus ingresos les permitan llegar a fin de mes», dice el organismo internacional.

  1. En los países desarrollados, donde las jornadas laborales suelen durar menos, esta proporción fue de 25;
  2. 7%, en Reino Unido, 25;
  3. 5%; Israel, 20;
  4. 4%; Australia, 19;
  5. 2%; Suiza, y 18;
  6. 1% en Estados Unidos;
  7. El organismo indica que el marco legal desarrollado para el tiempo de trabajo en los países industrializados propone que los acuerdos de tiempo de trabajo decente deben satisfacer cinco criterios interrelacionados: deben favorecer la salud y la seguridad, ser compatibles con la familia, promover la igualdad de géneros, reforzar la productividad y facilitar la elección e influencia del trabajador en sus horas de trabajo;

Las conclusiones de este estudio son preocupantes, en especial por la persistencia de una cantidad excesiva de horas laborales. En definitiva, lo que nos arroja esta investigación con respecto a México, es que se trabaja demasiado, sin generalizar, la percepción salarial es baja y la tendencia a la alineación de la explotación es eminente.

Por esta razón es que se debe revisar la efectividad de la Ley laboral para vigilar las jornadas de trabajo. En una escala de 0 a 10, dónde 10 representa la máxima efectividad de la regulación laboral para pagar horas de trabajo, México recibió una calificación de 3.

8, por debajo de otros latinos considerados en la medición, como Guatemala, Honduras y Uruguay. Las estadísticas coinciden en que es precisamente en este grupo de naciones en donde se tiene la menor efectividad de las leyes laborales. El organismo señala también que en México 29.

See also:  Como Sacar La Vida Laboral Gratuita?

1 por ciento de la población trabaja más de 48 horas a la semana, rebasando el límite legal. Además, detalla que el país sobresale como una de las naciones en desarrollo donde un porcentaje importante de personas mayores de 55 años trabaja un número excesivo de horas.

El caso de México proporciona una buena ilustración de este fenómeno. En México el promedio de edad de la población trabajadora se ha incrementado y muchos trabajadores mayores de 60 años de edad no sólo continúan laborando, sino que tienen largas jornadas laborales.

Más de la mitad de los trabajadores de más de 60 años está trabajando 40 horas a la semana y 23 por ciento de ellos está laborando excesivas jornadas, es decir, más de 48 horas. En sus conclusiones generales, el estudio enfatiza que luego de casi 100 años de la adopción de la primera norma laboral internacional sobre el tema de la jornada de trabajo, aún hay grandes atrasos.

En este sentido, en el artículo 60 de la Ley Federal del Trabajo se encuentran reguladas las jornadas de trabajo de la siguiente manera: ARTÍCULO 60. – Jornada diurna es la comprendida entre las seis y las veinte horas. Jornada nocturna es la comprendida entre las veinte y las seis horas.

Jornada mixta es la que comprende períodos de tiempo de las jornadas diurna y nocturna, siempre que el período nocturno sea menor de tres horas y media, pues si comprende tres y media o más, se reputará jornada nocturna.

México ha sido uno de los países que han previsto en su legislación las contingencias laborales en el desarrollo normal de las actividades industriales y comerciales, por cuyo motivo desde la promulgación de la Ley Federal del Trabajo en el año de 1931 se adoptaron medidas protectoras del salario de los trabajadores frente a la insolvencia patronal.

Tanto en el capítulo que reglamentó la percepción salarial de obreros y campesinos como en el capítulo del trámite procesal que debía darse a los conflictos obrero-patronales de naturaleza económica, se pusieron en vigencia disposiciones de enorme valor legal que desde entonces han constituido el mejor paliativo para que los trabajadores en general no vean con temor la desaparición de sus empleos sino tengan la seguridad de que el Estado está velando por sus intereses económicos y salvo casos de estricta necesidad no se encuentren, en un momento dado, careciendo de recursos y de porvenir.

En nuestro país tenemos un gran numero de trabajadores que se encuentran laborando jornadas de más de 48 horas semanales y según nuestra legislación esto no esta permitido, pero analizando trabajos como los de los veladores, los policías, los trabajadores de centros penitenciarios, enfermeras, transportistas y muchos otros, hemos constatado que éstos laboran jornadas hasta de 24 horas seguidas, jornadas que es necesario regular en la Ley Federal del Trabajo como jornadas especiales para obligar a los patrones a otorgar todas las prestaciones de Ley que deben tener estos grupos de trabajadores y otorgar un fundamento legal para que a través de convenios, se protejan las garantías individuales y los derechos humanos de los trabajadores.

Aunque se trabaje de noche, situación que produce mayor desgaste, lo ideal es que el horario sea siempre el mismo porque de lo contrario, el ritmo y el funcionamiento del cuerpo se alteran constantemente.

Más allá de los diferentes trabajos que se realicen, trabajar horas extras o dobles turnos expone a los trabajadores a un mayor riesgo de lesiones y enfermedades. Las personas que trabajan horas extras son 60 por ciento más propensas a sufrir una enfermedad o lesión relacionada con el trabajo que las que cumplen con una jornada laboral regular.

Trabajar al menos doce horas al día está asociado con un aumento del 37 por ciento en el riesgo de padecer una enfermedad o sufrir una lesión; mientras que trabajar más de sesenta horas a la semana incrementa el riesgo en un 23 por ciento.

Estas cifras respaldan los hallazgos de estudios que habían demostrado que la fatiga y el estrés provocados por las largas jornadas laborables pueden representar un factor de riesgo de accidentes en el lugar de trabajo. El riesgo de jornadas laborales excesivas no está relacionado con el tipo de trabajo que se lleve a cabo, ni con el hecho de que el exceso de horas expone a los empleados a un riesgo mayor.

Por el contrario, sí existe una relación con el grado de estrés y la presión que sufren aquellas personas que pasan la mayor parte del día en una oficina sometidos a la exigencia constante La presión laboral puede provocar depresión, angustia, mal humor, irritación, ansiedad y cansancio.

El trastorno afecta los patrones de eficiencia y de convivencia, tanto de las organizaciones como de las familias. En el plano individual, suele manifestarse como estrés, con todo lo que ello significa. Todos sabemos que trabajar es necesario por múltiples razones que tienen que ver con el crecimiento personal, el cumplimiento de metas sociales y también con una necesidad económica.

Sin embargo, muchas veces el exceso de trabajo implica un daño para la salud. Desde hace unos años, términos como estrés, ataques de pánico y fobias dejaron de ser desconocidas para pasar a formar parte del vocabulario popular y de muchos diagnósticos médicos.

La presión laboral tiene aspectos positivos y negativos porque en ocasiones la gente necesita estar estresada en su trabajo para poder funcionar. Esto es bueno en la medida en que la persona pueda controlar el nivel de estrés. Sin embargo, el ritmo frenético que nos imprimen nuestras múltiples ocupaciones y la necesidad de enfrentar presiones de todo tipo no es lo más saludable.

  • Además, se ha concluido que trabajar doce horas diarias incrementa la posibilidad de padecer enfermedades en un 37%;
  • Es debido al estrés y a la presión constante, que más de la mitad de las lesiones y las enfermedades ocurren durante el período de trabajo conocido como «horas extras»;

Además, la presión y estrés bajan las defensas, lo que posibilita la aparición de cuadros gripales e infecciones, entre otros. Derivado de todo ello es que consideramos que es de vital importancia que existan las jornadas especiales por lo que proponemos que se integren éstas en la ley laboral de la siguiente manera: «La jornada especial es aquella que es establecida a través de un convenio entre los trabajadores y los patrones donde se laboren más de 8 horas de trabajo consuetudinariamente.

  1. En este tipo de jornadas el trabajador deberá disfrutar de por lo menos una hora de descanso por cada 6 horas de trabajo para tomar sus alimentos y un periodo de descanso durante la noche si la jornada abarcara ésta;

De igual manera, en los trabajos que se acuerden entre los patrones y trabajadores jornadas especiales donde se laboren 12 horas seguidas o más, el trabajador tendrá derecho a descansar las siguientes 24 horas, así mismo gozara de su día de descanso semanal que establece la misma Ley.

Por lo anteriormente expuesto y fundado, sometemos a su consideración la siguiente INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE REFORMAN Y ADICIONAN DIVERSAS DISPOSICIONES DE LA LEY FEDERAL DEL TRABAJO ARTÍCULO ÚNICO : Se adiciona un tercer párrafo al artículo 60; se reforman los artículos 61, 62 y 63; y se adiciona un segundo párrafo al artículo 70; todo ello de la Ley Federal del Trabajo, para quedar como sigue: LEY FEDERAL DEL TRABAJO ARTÍCULO 60.

La jornada especial es aquella que es establecida a través de un convenio entre los trabajadores y los patrones donde se labore más de 8 horas de trabajo consuetudinariamente. ARTÍCULO 61. – La duración máxima de la jornada será: ocho horas la diurna, siete la nocturna, siete horas y media la mixta.

La jornada especial será establecida a través de un convenio entre los trabajadores y los patrones y aplicará siempre se labore más de 8 horas de trabajo consuetudinariamente. ARTÍCULO 62. – Para fijar las diferentes jornadas de trabajo se observará lo dispuesto en el artículo 5o.

See also:  Como Renovar La Demanda De Empleo Por Internet?

, fracción III. ARTÍCULO 63. – Durante la jornada continua de trabajo se concederá al trabajador un descanso de media hora, por lo menos y en jornadas especiales el trabajador deberá disfrutar de por lo menos una hora de descanso cada 6 horas de trabajo para tomar sus alimentos y un periodo de descanso durante la noche si la jornada abarcara ésta.

ARTÍCULO 70. En los trabajos que se acuerden entre los patrones y los trabajadores jornadas especiales donde se laboren 12 horas seguidas o más, el trabajador tendrá derecho a descansar las siguientes 24 horas.

Asimismo, gozara de su día de descanso semanal que establece la presente Ley. T R A N S I T O R I O S Único. – El presente Decreto entrará en vigor el día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación

_____________________________________ SEN. FRANCISCO AGUNDIS ARIAS COORDINADOR _______________________________ SEN. ARTURO ESCOBAR Y VEGA
__________________________________ SEN. LUDIVINA MENCHACA CASTELLANOS _________________________________ SEN. JAVIER OROZCO GÓMEZ
___________________________________ SEN. MANUEL VELÁSCO COELLO ___________________________________ SEN. JORGE LEGORRETA ORDORICA

.

¿Cuántas horas semanales hay que trabajar por ley?

Duración máxima de la jornada ordinaria de trabajo. – Que Significa Derogar La Reforma Laboral El artículo 161 del código sustantivo de trabajo señala que la jornada ordinaria de trabajo máxima 42 horas semanales, que deben ser distribuidas entre 5 o 6 días a criterio de la empresa o empleador, tema explicado en el siguiente artículo. Esta es la jornada laboral ordinaria máxima, pero el trabajador puede laborar más allá de la jornada laboral ordinaria, lo que constituye trabajo extra o suplementario. Pero lo ley también impone un límite al trabajo suplementario o de horas extra que se pueden laborar un mismo día.

Ese límite lo impone el artículo 22 de la ley 50 de 1990 que en su segundo inciso señala: «Límite del trabajo suplementario. En ningún caso las horas extras de trabajo, diurnas o nocturnas, podrán exceder de dos (2) horas diarias y doce (12) semanales.

» En consecuencia, la jornada laboral máxima de trabajo es de 10 horas diarias y 60 semanales incluyendo trabajo extra. Una jornada superior es ilegal. Como la nueva redacción del artículo 161 del código sustantivo del trabajo no impone un límite diario a la jornada laboral, esta podría ser de 10 horas en un día determinado, y en tal caso no se puede laborar trabajo extra por la limitación que impone el artículo 22 de la ley 50 de 1990.

  • Recordemos que el artículo 22 de la ley 50 de 1990 no fue modificado ni derogado por la ley 2101 de 2021, de manera que los límites allí señalados se deben seguir aplicando;
  • Por lo anterior, en nuestro criterio la jornada máxima diaria sigue siendo de 10 horas, con o sin horas extras;

Debe aclararse que la disminución de la jornada laboral es progresiva y la primera reducción de 1 hora semanal sólo es obligatoria a partir del 15 de julio de 2023, de manera que por ahora la jornada máxima semanal sigue siendo de 48 horas, que se podrán distribuir entre 5 o 6 días, y en función del resultado así será la jornada laboral máxima ordinaria diaria, sin importar que el resultado sea superior a 8 horas diarias, pues esta limitación ya no existe en el artículo 161 del CST.

¿Quién puede derogar una ley?

Doctor Horacio Spector Decano y profesor de la Escuela de Derecho de la Universidad Torcuato Di Tella De acuerdo con el principio de bicamarismo que rige el sistema constitucional argentino (art. 44), las leyes nacionales son sancionadas por un Congreso dividido en dos Cámaras: la de Diputados, que representa al pueblo, y la de Senadores, que en principio representa a las provincias.

Sin embargo, la promulgación de una ley requiere también la aprobación expresa o tácita del Poder Ejecutivo (arts. 78 y 99, inc. 3, C. Las leyes se pueden sancionar a partir de proyectos de ley presentados por los ciudadanos (Véase «Iniciativa Popular»), el Poder Ejecutivo o cualquiera de las dos Cámaras, con algunas excepciones (arts.

39 y 77, C. Estas excepciones están contenidas en el art. 52 de la Constitución, que asigna a la Cámara de Diputados exclusivamente la iniciativa en materia de contribuciones y reclutamiento de tropas; en el mismo artículo 39, que dispone que los proyectos de ley que sean objeto de iniciativa popular tengan como Cámara de origen la Cámara de Diputados, y en el artículo 75, inc.

  • 2, que otorga al Senado la competencia originaria en el procedimiento de sanción de una ley convenio que establezca el régimen de coparticipación de contribuciones;
  • La restricción de iniciativa legislativa sobre impuestos a la Cámara de Diputados proviene del constitucionalismo angloamericano y fue receptada en las constituciones argentinas de 1819 y de 1826, y en el proyecto de Juan Bautista Alberdi;

Constituye una excepción de índole legal la establecida en el art. 26 de la ley Nº 24. 156, de Administración Financiera, que dispone que el Poder Ejecutivo nacional debe presentar el proyecto de ley general del presupuesto a la Cámara de Diputados antes del 15 de septiembre del año anterior para el que regirá.

Luego del cambio del sistema de elección de senadores, podría preguntarse si las excepciones mencionadas conservan sustento. En efecto, la Constitución de 1994 sustituyó el sistema de elección de senadores por las legislaturas provinciales, por un sistema de elección directa (art.

54). Sin embargo, el número de senadores por provincia sigue siendo independiente de la cantidad de población de cada provincia (tres según la reforma), lo cual indica que este cambio no alteró el carácter provincial de la representación de los senadores, con lo cual el Senado continúa siendo una pieza esencial de la forma federal de gobierno (art.

1º, C. En ello reside, justamente, la explicación del artículo 75, inc. 2, que requiere que el Senado sea la Cámara de origen en la sanción del régimen de coparticipación federal. En cambio, como dice Joaquín V.

González , «la Cámara de Diputados representa a la totalidad de los habitantes, en proporción de su número» en cada jurisdicción (art. 45, C. ) (ob. cit. , p. 364). También puede plantearse, como una cuestión teórica, si es lógica la exclusión de los proyectos referidos a materia tributaria de la iniciativa popular, puesto que el principio que justifica la iniciativa legislativa de la Cámara de Diputados en esta misma materia sobre la base de su representación popular parece tener una fuerza gravitacional que abarca a la ciudadanía misma.

  1. El artículo 79 permite que cada Cámara delegue en comisiones la aprobación en particular de un proyecto de ley, luego de su aprobación en general en el recinto, con el voto de la mayoría absoluta del total de sus miembros;

La aprobación en comisión también requiere el voto de la mayoría absoluta del total de sus miembros. Este procedimiento de delegación legislativa en comisiones no fue utilizado nunca en la Cámara de Diputados, y sólo una vez en el Senado, con motivo de la ley de Propiedad Intelectual N° 25.

Cuadros sobre formación de las leyes (según Reforma de 1994)

I. Sanción Legislativa  
Caso Cámara de origen Cámara revisora Resultado  
Aprueba por mayoría absoluta Pasa al Poder Ejecutivo   Art. 78
Desecha totalmente . No podrá repetirse el proyecto en las sesiones del año Art. 81
Aprueba Desecha totalmente Art. 81
Aprueba Modifica con mayoría absoluta Vuelve a Cámara de origen Art. 81
  Aprueba modificaciones . Pasa al Poder Ejecutivo Art. 81
Aprueba Modifica con mayoría absoluta Vuelve a Cámara de origen Art. 81
  Rechaza modificaciones   . Pasa al Poder Ejecutivo sin modificaciones Art. 81
Aprueba Modifica con 2/3 Vuelve a Cámara de origen Art. 81
  No reúne 2/3 para insistir con su sanción . Pasa al Poder Ejecutivo Art. 81
Aprueba Modifica con 2/3 Vuelve a Cámara de origen Art. 81
  Rechaza modificaciones con 2/3 . Pasa al Poder Ejecutivo sin modificaciones Art. 81
II. Revisión por el Poder Ejecutivo  
 Caso   Cámara de origen / Cámara revisora  Poder Ejecutivo  Resultado  
 1º  Pasa al Poder Ejecutivo  Promulga (78) o deja pasar 10 días útiles (80)  Es ley  Art. 78 / 80
 2º  Pasa al Poder Ejecutivo  Veta (total o parcialmente)  Vuelve a Cámara de Origen  Art. 83
   Insiste con 2/3 / Insiste con 2/3  Debe promulgar  Es ley  Art. 88
 3º  Pasa al Poder Ejecutivo  Veta (total o parcialmente)  Vuelve a Cámara de origen  Art. 83
   Difieren sobre las objeciones .  No podrá repetirse en las sesiones del año  Art. 83
 4º  Pasa al Poder Ejecutivo  Observa partes del proyecto  Podrán ser promulgadas las partes no observadas si tienen autonomía normativa y su aprobación parcial no altera ni el espíritu ni la unidad del proyecto. Se aplica procedimiento de DNU    Art. 80
See also:  Dónde Solicitar La Vida Laboral?

Fuente: Actualización de los cuadros de Aftalión, García Olano y Vilanova, p. 321 – 22. En los cuadros puede apreciarse cómo funciona el procedimiento legislativo según la reforma constitucional de 1994. Esta reforma suprimió la segunda revisión, de modo que los proyectos de ley pueden pasar una sola vez a la Cámara revisora. Además, la Cámara de origen no puede introducir nuevas adiciones o correcciones (art.

  1. 036, sancionada el 14 de octubre de 1998;
  2. 81 in fine, C;
  3. ), pero, de acuerdo con el Acta suscripta entre los presidentes de las Cámaras el 26 de octubre de 1995, la Cámara de origen puede aprobar algunas enmiendas y desechar otras;

Si la Cámara revisora desecha totalmente un proyecto de ley, no podrá repetirse en las sesiones de aquel año. Cuando la Cámara revisora introduce correcciones o adiciones, debe indicar el resultado de la votación, es decir, si es con mayoría absoluta o con dos terceras partes de los presentes.

  1. En el primer supuesto, la Cámara de origen puede aprobar el proyecto modificado o bien insistir en el proyecto originario;
  2. En el segundo supuesto, la Cámara de origen sólo puede insistir en el proyecto originario con el voto de las dos terceras partes (art;

81, C. El Poder Ejecutivo puede vetar una ley sancionada por el Congreso, desechándola total o parcialmente. En el caso de observaciones parciales, puede promulgar las partes no observadas siempre y cuando tuvieren autonomía normativa y su promulgación no afectare el espíritu ni la unidad del proyecto sancionado por el Congreso (art.

80). En tal caso, la ley promulgada es tratada como un Decreto de Necesidad y Urgencia, es decir, debe ser sometida en diez días a la Comisión Bicameral Permanente del Congreso. En igual plazo la Comisión debe elevar su despacho al plenario de cada Cámara para su expreso tratamiento (arts.

99, inc. 3 y 100, inc. 13). De acuerdo con la ley reglamentaria de los DNU, ambas Cámaras deben rechazar el proyecto aprobado parcialmente; de lo contrario, conserva vigencia (ley 26. 122, art. 22). De acuerdo con una inveterada interpretación de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, el procedimiento de sanción de leyes constituye una «cuestión no justiciable».

En el famoso caso «Cullen c/Llerena» del año 1893 (Fallos 53: 420), la Corte rehusó examinar el procedimiento de sanción de un proyecto de ley de intervención federal (un proyecto similar había sido rechazado totalmente con anterioridad en el mismo año).

La postura de que el procedimiento legislativo es una cuestión no justiciable se mantuvo en los casos «Cía. Azucarera Tucumana S. c/ Provincia de Tucumán», de 1924, y «Cía. Azucarera Concepción c/ Provincia de Tucumán», de 1925 (Fallos 141:271 y Fallos 141:131).

Años más tarde, en el caso «Petrus SA de Minas c/Nación Argentina» de 1948 (Fallos 210:855), la Corte ratificó esta doctrina al sostener «[q]ue el Poder Judicial si bien tiene facultades para declarar la inconstitucionalidad de las leyes, no las tiene para resolver sobre la forma como ellas han llegado a ser aprobadas por el Congreso» (se trataba de un proyecto de ley de Código de Minería que creaba un impuesto y que tenía como Cámara de origen al Senado).

Esta jurisprudencia sufrió un progresivo debilitamiento. En el caso «Soria de Guerrero, Juana Ana c/ Bodegas y Viñedos Pulenta Hnos. «, de 1963, la Corte aceptó que podría declararse una ley inconstitucional si faltasen «los requisitos mínimos e indispensables» que condicionan la sanción de leyes.

Poco tiempo después, en «Colella Ciriaco c/Fevre y Basset S. A», de 1967, la Corte declaró la inconstitucionalidad de la promulgación parcial de una ley que alteró su unidad como cuerpo normativo orgánico.

Finalmente, en 1998, se produjo el giro más acentuado en esta jurisprudencia con el caso «Nobleza Piccardo» (Fallos 321:3487). La Corte declaró la inconstitucionalidad del art. 27 de la ley 23. 905, que dispuso la extensión hasta el 31 de diciembre de 1991 del «Fondo transitorio para financiar desequilibrios fiscales provinciales».

La Cámara de Diputados había enviado al Senado un texto en el que se prolongaba la vigencia hasta el 31 de mayo de 1991 y el Senado aprobó la extensión hasta el 31 de diciembre de ese año. Los comentaristas opinan que la declaración de inconstitucionalidad por defecto en el procedimiento legislativo afecta a la ley como norma general, y no sólo su validez en el caso particular.

Esta interpretación es opinable, pero si fuera correcta, nos obligaría a reflexionar sobre si no sería conveniente que la Corte se atribuyese en casos como estos, facultades correctivas, como cosa diferente de la potestad de declarar la inconstitucionalidad de una ley.

Por ejemplo, ¿no podría la Corte haber dispuesto que la norma válida era el mismo artículo 27 pero con la frase «hasta el 31 de mayo de 1991»? Después de todo, era claro que ambas Cámaras estaban contestes en extender el Fondo hasta esta fecha, por lo menos.

El análisis de esta posibilidad pertenece más a la teoría política y constitucional que al derecho parlamentario. Referencias Aftalión, Enrique R. , García Olano, Fernando y Vilanova, José, Introducción al derecho, Buenos Aires, Abeledo Perrot, 1972. Bianchi, Alberto B.

, «Una cuestión política que ha dejado de serlo: el proceso de formación y sanción de las leyes», ED, 182-1107 (Diario del 27 de mayo de 1999). Bidart Campos, Germán J. , Tratado Elemental de Derecho Constitucional Argentino, Buenos Aires, Ediar, 1993.

Dutto, Giorgina, «Posibilidad de control judicial de constitucionalidad del procedimiento de formación y sanción de leyes», elDial. com, Suplemento de Derecho Público, 19 de Septiembre de 2007. Gelli, María Angélica, Constitución de la Nación Argentina, Comentada y concordada, Buenos Aires, La Ley, 2001.

Gentile, Jorge H. , Derecho Parlamentario Argentino, Buenos Aires, Ediciones Ciudad Argentina, 1997. Miller, Jonathan, Gelli, María Angélica y Cayuso, Susana, Constitución y Poder Político, Tomo 1, Buenos Aires, Astrea, 1995.

Schinelli, Guillermo Carlos, Breve Comentario del Reglamento de la Cámara de Diputados de la Nación, Secretaría Parlamentaria, Buenos Aires, 2004.

¿Qué se necesita para derogar una ley?

La derogación es el procedimiento por el cual se deja a una norma ya sea ley o reglamento sin vigencia , es decir, sin eficacia normativa. La derogación provoca que una normativa ya no sea aplicable y no pueda ser esgrimida en la vida diaria ni en un juicio porque no se encuentra vigente.

¿Qué es derogar una ley ejemplos?

Derogar en derecho – En el ámbito jurídico, derogar consiste en la revocación, supresión o cambio de una o varias normas jurídicas que forman un cuerpo legal. Por ejemplo: «En la Asamblea Nacional se debate por derogar el capítulo III de la Constitución». Cada país establece en su ordenamiento jurídico las causas para derogar una norma, aunque las siguientes pueden ser vistas como las más universales:

  • Cuando queda sin efecto una ley por la sanción de una posterior que la reemplace o disponga su prescripción.
  • Cuando las normas son temporarias, es decir, se dictan para regir un tiempo determinado, y acabando el mismo caduca sus efectos.
  • Cuando la norma emana de la costumbre, ya sea porque esta va en contra del orden público, o porque se encuentra en desuso.

Por otro lado, la derogación puede ser expresa o tácita. Es derogación expresa , tal como lo indica el término, cuando la nueva ley lo establece explícitamente. Generalmente al final de una nueva ley se incluye un artículo llamado derogatorias en donde se establece los artículos y leyes que se derogan. En relación a la derogación tácita , sucede cuando la nueva ley colida con la norma anterior.

¿Qué es derogar y abrogar?

La terminología jurídica y técnica distingue una diferencia básica entre abrogar y derogar. Derogar es la revocación de alguno de los preceptos de la ley, código o reglamento, mientras que la abrogación implica la anulación de la eficacia jurídica de un mandato legal en su conjunto.

¿Qué es derogar un decreto?

La derogatoria es aquel efecto de una ley, determinante de la pérdida de vigencia de otra ley anterior, la cual puede ser expresa o tácita.

Adblock
detector