Cómo afrontar el teletrabajo y no morir en el intento

369
como afrontar el teletrabajo

Por Aurybel Morillo – Coordinadora de Salud Ocupacional y Terapeuta de Securitas Perú

La pandemia por coronavirus ha llevado a muchos trabajadores a improvisar lugares de trabajo dentro de sus casas, desencadenado consigo una serie de inconvenientes a la hora de permanecer por períodos prolongados frente a la computadora.

En ese sentido, brindaremos a continuación cinco recomendaciones de higiene postural y pausas activas para que pueda adaptar una zona con condiciones ergonómicas adecuadas y evite numerosos trastornos musculoesqueléticos:

  1. Seleccione un asiento adecuado: utilice una silla que tenga un respaldo firme y un asiento esponjoso. Si no consigue una con estas características, realice descansos (levántese y camine) con frecuencia (al menos cinco minutos por cada 30 de trabajo).
  2. Utilice un cojín lumbar: las sillas que son utilizadas con frecuencia (comedor, cuarto, sofá), no disponen de un soporte adecuado para la columna lumbar y esto, a la larga, puede ocasionar dolores en la parte baja de la espalda y calambres. Para evitar esto, recomendamos utilizar un cojín lumbar (cuadrado o redondo).
  3. Evite lugares no ergonómicos: evite trabajar en la cama, sentado (a) en el piso o en posiciones sostenidas incómodas (acostado boca abajo, sentado con las piernas cruzadas).
  4. Higiene postural en todo momento: mantenga una posición adecuada al estar sentado, esto evitará que desarrolle dolores y trastornos musculoesqueléticos, además favorecerá la atención y la concentración.
  5. Pausas activas que relajan: haga una pausa (estiramientos y movimientos) de 6 a 10 minutos por cada hora de trabajo o cada vez que sienta fatiga muscular (dolor, incomodidad, cambios frecuentes de postura en búsqueda de «comodidad»).

postura adecuada

Si tuviera alguna duda al respecto, recuerde siempre consultar con su departamento de Seguridad y Salud en el Trabajo, quienes deben vigilar que durante el teletrabajo sus colaboradores cuenten con las herramientas (capacitaciones y entrenamientos) necesarios para poder sobrellevar la carga física y emocional que representa trabajar desde casa. El objetivo del personal de salud que acompaña a los colaboradores en este proceso es que cada uno de ellos pueda generar nuevos hábitos y rutinas saludables dentro de cada uno de sus hogares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here