Por: Daniel Cruzado – Médico ocupacional de Securitas Perú

Siempre es importante que nos alimentemos bien. En especial en estos tiempos, donde debemos tener nuestro sistema inmune fuerte para no enfermar de coronavirus, entre otras enfermedades oportunistas. La alimentación saludable en verano no dista mucho de la que tenemos en invierno; sin embargo, debido al cambio de temperatura hay algunas ligeras variaciones que debemos tener en cuenta para mantenernos nutridos e hidratados.

¡Quiero que te mantengas fuerte y sano! Por eso aquí te dejo algunos consejos de alimentación saludable para esta temporada:

Lleva una dieta menos calórica

Aunque algunos puedan pensar que queman más calorías en verano, porque sudan más, esto no es cierto. En esta temporada se queman menos calorías que en invierno por lo mismo debemos comer menos calorías que las que acostumbramos en otras épocas del año.

Frutas y verduras a la orden del día

Una forma de comer menos calorías, pero no menos nutrientes y saciarnos, es consumiendo frutas y verduras de estación. Incluso podemos refrigerarlos para que duren más o dejarlos preparados en forma de snack, por ejemplo, palitos de apio o zanahoria, tapercitos de ensaladas de frutas o verduras, etc.

frutas y verduras

No descuides tu ingesta de líquidos

En verano sudamos más y por eso perdemos más líquidos. Por esta razón no debemos descuidar nuestra hidratación. Bebamos de dos a tres litros de agua al día, dependiendo del esfuerzo físico que realicemos.

Consume raciones según tu organismo

Cada organismo es diferente, los hombres y las mujeres no tienen las mismas necesidades nutricionales y lo mismo ocurre si comparamos niños con ancianos, etc. Para mantenernos en un peso saludable es recomendable consumir las porciones adecuadas.

La ración ideal depende de nuestra edad, las actividades que practiquemos durante el día, nuestra condición física, si presentamos alguna patología que implique consumamos más o menos raciones de algún grupo alimenticio, etc. Por todo lo anterior, es bueno consultar con un nutricionista sobre las cantidades que nos son necesarias a cada uno.

Evita los excesos

Los atracones no son buenos para tu salud. Por eso, en vez de comer tres grandes platos al día, es mejor comer cinco raciones de comida al día, divídelas en desayuno, media mañana, almuerzo, media tarde y cena.

Evita el consumo de grasas

Ya sean estas frituras o salsas como mayonesa o similares que además tienden a malograrse si están mucho tiempo a temperatura ambiente. Frente a la comida grasosa, que generalmente es frita, prefiere alimentos a la plancha, a la parrilla, al horno, al vapor y, opta por salsas más ligeras o acaso solo aderezos de sal y limón para ensaladas, en vez de vinagreta.

consumo de grasas

Prefiere carne de pescado

Hay carnes que son más fáciles de digerir que otras, por eso te recomiendo que prefieras la carne de pescado sobre las carnes rojas, en especial para la cena. La carne de pescado tiene más agua, es más fácil de digerir y nutritiva.

¿Qué te han parecido estos consejos?  No sirven solo para mantenerte en forma, sino también saludable.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here