¿Tienes personas mayores en casa?, sigue estos 5 consejos de seguridad

2
personas mayores en casa

Las personas mayores están llenas de sabiduría. Tengo la suerte no solo de tener abuelos maravillosos, sino también a personas mayores como parte de mis amigos. ¡No imaginarás las horas que me he pasado oyendo las aventuras que han vivido, además de sus sabios consejos!

Soy amigo de María, una abuelita muy querendona, y también de sus hijos con quienes conversé hace unos días. En nuestra charla no perdí oportunidad para darles algunos consejos de seguridad que estoy seguro les serán muy útiles para cuidar de María y ver que ella esté bien todo el tiempo. Si tienes personas mayores en casa ¡también te serán de gran ayuda!

  1. Óyelos

Como te comenté al principio, las personas mayores no tienen los años en vano y tienen mucho que contar, así que óyelos siempre. Date un tiempo al día y conversa con ellos, puedes aprender mucho escuchándolos.

  1. DNI a la mano siempre

Las personas mayores pueden sufrir cambios en su salud en cualquier momento. La pérdida repentina de la memoria puede ser un ejemplo; por ello es bueno que siempre porten el DNI o documento de identidad. Te será más fácil actuar ante cualquier emergencia.

  1. Casa segura, familiar seguro

Sigue estos consejos de seguridad para mantener a salvo a las personas mayores en casa. Puedes acondicionar los ambientes con piso antideslizante para evitar caídas. Si el adulto tiene problemas para caminar, habilita zonas con agarraderas. Aleja los objetos que puedan causarle daño.

A continuación, haz clic en los círculos de color naranja y conoce las actividades que debe realizar el adulto mayor

[imagelinks id=”1301″]

  1. No descuides su nutrición

El estómago de una persona mayor no funciona igual que el de un adolescente o el de un niño. Su alimentación tiene que ser adecuada para su edad. Acudir con un nutricionista que te asesore será de gran ayuda. Recuerda que una mala nutrición puede afectar mucho su salud.

  1. No los dejes solos

Las personas mayores muchas veces siguen sintiéndose jóvenes, esto no es malo, pero es riesgoso cuando quieren hacer cosas como subirse a una silla para cambiar un foco porque pueden perder el equilibrio y lastimarse al caer. No es que prives su libertad de que sigan haciendo cosas a las que están acostumbrados, pero debes supervisar lo que hacen, en especial si es algo que puede poner en riesgo su integridad.

Por ejemplo, María está empezando a olvidarse un poco de las cosas. El otro día dejó prendida la hornilla, felizmente Nancy, su hija, se dio cuenta a tiempo y pudo evitar un accidente.

Hay algunas cosas que deberán cambiar en tu casa cuando haya personas mayores en ella, pero todo es para su bien. Recuerda siempre que ellos cuidaron de ti cuando eras pequeño, es momento de ser agradecidos y cuidarlos también.

¡Es un consejo de tu amigo Salvador!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here