Con la maniobra de Heimlich puedes salvar una vida

6
maniobra de Heimlich

Mi hermana tiene unas manos mágicas para la cocina. Hace una semana preparó una apetitosa parrilla que deleitó el paladar de toda la familia. Sin embargo, un incidente casi convierte la alegría en una tragedia. Mi hermano que tiene “un buen diente” por comer rápido se atragantó con un pedazo de carne y su piel ya se estaba poniéndose azul por la asfixia cuando de pronto mi hermana se puso detrás de él, lo abrazó por la espalda y le hizo la maniobra de Heimlich. Mi hermano arrojó el pedazo de carne por la boca y pudo respirar tranquilo. Mi hermana no solo tenía manos mágicas para la cocina, sino también para salvar vidas. Valió su experiencia como enfermera.

Ese día mi hermana nos enseñó todo sobre la maniobra de Heimlich y en qué circunstancias se practica.

Cuando una persona se atraganta tiene las vías respiratorias obstruidas y presenta las siguientes señales:

  • Se agarra la garganta.
  • No puede toser ni hablar.
  • La piel de la cara se le ve azulada o de color rojo brillante.
  • No puede hablar.
  • Emite un silbido cuando trata de respirar.
  • Pierde la conciencia.

¿Cómo se hace la maniobra de Heimlich?

  • Párate detrás de la víctima con las piernas abiertas, intenta formar una especie de trípode en caso que se desmaye o pierda la conciencia (para que puedas sostenerla).
  • Abraza a la víctima desde atrás, formado un círculo alrededor del abdomen (estómago).
  • Ubica una de tus manos debajo de la caja torácica y encima del ombligo. La mano debe cerrarse en forma de puño y cubrirla con la otra.
  • Tira con las manos hacia adentro y arriba, apretando el abdomen de la víctima, con rápidos movimientos ascendentes, empleando bastante fuerza. El movimiento debe ser similar a la letra J – hacia adentro y luego hacia arriba. Los movimientos deben ser rápidos y fuertes, como si estuvieras tratando de levantar a la víctima sobre sus pies.

Realiza esas compresiones cinco veces seguidas. Si la persona sigue atragantada se le deben dar cinco palmadas en la espalda, en el área que está entre los omoplatos. Si la maniobra de Heimlich es exitosa la víctima expulsará el objeto que obstruye sus vías respiratorias. Si se desmaya, suspende inmediatamente la maniobra y espera la ayuda de los profesionales de la salud.

[imagelinks id=”1581″]

¿Cómo puedes prevenir el atragantamiento?

  • Procura cortar los alimentos (carnes, papas, etc.) en piezas pequeñas.
  • Mastica los alimentos lenta y completamente.
  • No rías ni hables mientras ingieres los alimentos.
  • No ingieras bebidas alcohólicas en grandes cantidades antes y durante las comidas.

Espero que estos consejos para hacer la maniobra Heimlich te ayuden a superar esos difíciles momentos. ¡Hasta el próximo consejo de salud!

Tu amigo Salvador

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here