Niño Que Creo Un Banco En Peru?

Niño Que Creo Un Banco En Peru
La UDEP presentó la primera sesión de este congreso, organizado por los estudiantes del programa académico de Contabilidad y Auditoría, cuyo lema fue «Proyección profesional ante las nuevas tecnologías y la postpandemia». – Por Fernanda Vegas Sernaqué,11 agosto, 2022.

  1. El 10 y 11 de agosto se llevó a cabo el I Congreso Regional de Estudiantes de la carrera de Contabilidad, Emprendedurismo y Negocios ( Crecen ).
  2. La primera sesión de este evento contó con la participación de Fernando Barranzuela, decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales ; Ernesto Gallo, director académico del programa de Contabilidad y Auditoría ; y José Quisocala, fundador de la Cooperativa del Estudiante Bartselana y conocido por ser el banquero más joven del mundo.

El doctor Fernando Barranzuela dio la bienvenida a José Quisocala como primer invitado del evento, además, instó a los estudiantes de Contabilidad y Auditoría a aprovechar al máximo las ponencias presentadas. «Para nosotros es muy importante que los alumnos tengan estas iniciativas y que concreten ideas.

  • En la facultad siempre nos enorgullecemos de decir que una de las características de nuestros egresados es que sepan hacer que las cosas sucedan.
  • En ese sentido, es muy bueno que esto se haya logrado y que tengamos un grupo de expositores altamente calificados», sostuvo.
  • Pasión y liderazgo El arequipeño José Adolfo Quisocala inició su emprendimiento desde los siete años.

Su proyecto, basado en un sistema financiero destinado a favorecer económicamente a niños y adolescentes de escasos recursos, le llevó a ser reconocido como el banquero más joven de todo el mundo. Así, logró entrar al programa internacional Dream Builder en 2014, y obtener formación en gestión de negocios en la Thunderbird School of Global Managemenet (Estados Unidos). Niño Que Creo Un Banco En Peru Foto: La República. Después de diez años de haber fundado el Eco Banco del Estudiante Bartselana en Arequipa, José contó su experiencia como empresario joven a los alumnos de la UDEP, a través de una dinámica de preguntas que los estudiantes debieron responder como si fueran niños.

Les pido que piensen como niños porque cuando lo somos, no tenemos prejuicios ni miedos, simplemente nos lanzamos a hacer lo que queremos sin darle demasiadas vueltas al asunto. Somos más honestos, creativos y empáticos», explicó. Con la dinámica, José contó cómo, con siete años de edad, conversó con un niño que trabajaba en la calle, así conoció la situación de los miles de niños que laboran para ayudar económicamente a sus familias, dejando de lado sus estudios.

«Si bien la explotación infantil es un problema real, gran parte de los niños trabajan voluntariamente para ayudar a sus familias. Yo no podía creer que hubiera tantos niños trabajando y que ningún adulto hiciera nada por ayudarlos», señaló. Para ayudar a los menores, José gastó el dinero que sus padres habían ahorrado para sus estudios y, cuando el dinero se acabó, tomó la oportunidad de postular a la alcaldía del colegio en el que estudiaba.

  • Como alcalde, propuso una idea de negocio que les permitiera a los niños saber gestionar el dinero y ahorrar.
  • Con mi idea, también pensaba que era necesario que las familias, incluyendo a los niños, supieran cómo manejar sus recursos porque, generalmente, son los adultos los que tienen deudas, pero los más afectados terminan siendo los niños, por no poder acceder a la educación que necesitan», comentó.

Aunque la creación de un banco para niños no convenció a toda la comunidad escolar, el director apoyó la idea de José y le cedió un espacio pequeño en el colegio para iniciar su emprendimiento. «¿Qué es lo que debe tener un emprendedor? Normalmente, creemos que, en primer lugar, debe ser adulto; luego, tener mucho dinero, tener diplomas, estudiar en una de las mejores universidades y ser ambicioso.

  • Pero, si me lo preguntan, lo que se necesita para ser un emprendedor es pasión, curiosidad, cooperación y liderazgo.
  • Pero, sobre todo, se necesitan ganas de llevar a cabo una idea».
  • Así, explicó cómo sacó adelante su iniciativa a través del reciclaje, pues, aunque él y sus compañeros aprendieron lo básico sobre ahorro y finanzas gracias a internet, no contaban con los recursos para abrir sus cuentas en el banco del colegio.

Actualmente, los niños pueden abrir una cuenta en el Eco Banco del Estudiante Bartselana llevando 6 kilos de material reciclable más un sol. Para continuar abonando, deben llevar papel o plástico a la institución financiera, donde luego de pesar el material reciclado, se calcula el valor de la transacción y se deposita el dinero en su cuenta.

  1. ¿Qué otra cosa podíamos hacer? ¿Esperar a que un adulto resuelva el problema? La cantidad de niños que trabajan es increíble, nadie hizo nada y si nadie lo hace, ¿vamos a seguir esperando a que a un adulto quiera ayudarnos?», cuestionó.
  2. Con su emprendimiento, el joven banquero ha logrado ayudar a miles de niños a tener conocimiento sobre finanzas y a abrir sus propias cuentas, y a cuidar el medio ambiente.
See also:  Que Hacer Si El Banco No Quiere Negociar?

Los alumnos de la UDEP participaron de manera activa en la jornada, aportando soluciones para superar situaciones difíciles que se presentan al iniciar una idea de negocio e intercambiando ideas con el expositor.

¿Quién es el niño banquero?

La UDEP presentó la primera sesión de este congreso, organizado por los estudiantes del programa académico de Contabilidad y Auditoría, cuyo lema fue «Proyección profesional ante las nuevas tecnologías y la postpandemia». – Por Fernanda Vegas Sernaqué,11 agosto, 2022.

  1. El 10 y 11 de agosto se llevó a cabo el I Congreso Regional de Estudiantes de la carrera de Contabilidad, Emprendedurismo y Negocios ( Crecen ).
  2. La primera sesión de este evento contó con la participación de Fernando Barranzuela, decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales ; Ernesto Gallo, director académico del programa de Contabilidad y Auditoría ; y José Quisocala, fundador de la Cooperativa del Estudiante Bartselana y conocido por ser el banquero más joven del mundo.

El doctor Fernando Barranzuela dio la bienvenida a José Quisocala como primer invitado del evento, además, instó a los estudiantes de Contabilidad y Auditoría a aprovechar al máximo las ponencias presentadas. «Para nosotros es muy importante que los alumnos tengan estas iniciativas y que concreten ideas.

  • En la facultad siempre nos enorgullecemos de decir que una de las características de nuestros egresados es que sepan hacer que las cosas sucedan.
  • En ese sentido, es muy bueno que esto se haya logrado y que tengamos un grupo de expositores altamente calificados», sostuvo.
  • Pasión y liderazgo El arequipeño José Adolfo Quisocala inició su emprendimiento desde los siete años.

Su proyecto, basado en un sistema financiero destinado a favorecer económicamente a niños y adolescentes de escasos recursos, le llevó a ser reconocido como el banquero más joven de todo el mundo. Así, logró entrar al programa internacional Dream Builder en 2014, y obtener formación en gestión de negocios en la Thunderbird School of Global Managemenet (Estados Unidos). Niño Que Creo Un Banco En Peru Foto: La República. Después de diez años de haber fundado el Eco Banco del Estudiante Bartselana en Arequipa, José contó su experiencia como empresario joven a los alumnos de la UDEP, a través de una dinámica de preguntas que los estudiantes debieron responder como si fueran niños.

Les pido que piensen como niños porque cuando lo somos, no tenemos prejuicios ni miedos, simplemente nos lanzamos a hacer lo que queremos sin darle demasiadas vueltas al asunto. Somos más honestos, creativos y empáticos», explicó. Con la dinámica, José contó cómo, con siete años de edad, conversó con un niño que trabajaba en la calle, así conoció la situación de los miles de niños que laboran para ayudar económicamente a sus familias, dejando de lado sus estudios.

«Si bien la explotación infantil es un problema real, gran parte de los niños trabajan voluntariamente para ayudar a sus familias. Yo no podía creer que hubiera tantos niños trabajando y que ningún adulto hiciera nada por ayudarlos», señaló. Para ayudar a los menores, José gastó el dinero que sus padres habían ahorrado para sus estudios y, cuando el dinero se acabó, tomó la oportunidad de postular a la alcaldía del colegio en el que estudiaba.

Como alcalde, propuso una idea de negocio que les permitiera a los niños saber gestionar el dinero y ahorrar. «Con mi idea, también pensaba que era necesario que las familias, incluyendo a los niños, supieran cómo manejar sus recursos porque, generalmente, son los adultos los que tienen deudas, pero los más afectados terminan siendo los niños, por no poder acceder a la educación que necesitan», comentó.

Aunque la creación de un banco para niños no convenció a toda la comunidad escolar, el director apoyó la idea de José y le cedió un espacio pequeño en el colegio para iniciar su emprendimiento. «¿Qué es lo que debe tener un emprendedor? Normalmente, creemos que, en primer lugar, debe ser adulto; luego, tener mucho dinero, tener diplomas, estudiar en una de las mejores universidades y ser ambicioso.

  • Pero, si me lo preguntan, lo que se necesita para ser un emprendedor es pasión, curiosidad, cooperación y liderazgo.
  • Pero, sobre todo, se necesitan ganas de llevar a cabo una idea».
  • Así, explicó cómo sacó adelante su iniciativa a través del reciclaje, pues, aunque él y sus compañeros aprendieron lo básico sobre ahorro y finanzas gracias a internet, no contaban con los recursos para abrir sus cuentas en el banco del colegio.

Actualmente, los niños pueden abrir una cuenta en el Eco Banco del Estudiante Bartselana llevando 6 kilos de material reciclable más un sol. Para continuar abonando, deben llevar papel o plástico a la institución financiera, donde luego de pesar el material reciclado, se calcula el valor de la transacción y se deposita el dinero en su cuenta.

  1. ¿Qué otra cosa podíamos hacer? ¿Esperar a que un adulto resuelva el problema? La cantidad de niños que trabajan es increíble, nadie hizo nada y si nadie lo hace, ¿vamos a seguir esperando a que a un adulto quiera ayudarnos?», cuestionó.
  2. Con su emprendimiento, el joven banquero ha logrado ayudar a miles de niños a tener conocimiento sobre finanzas y a abrir sus propias cuentas, y a cuidar el medio ambiente.
See also:  Que Banco O Caja Paga Mas Por Cts?

Los alumnos de la UDEP participaron de manera activa en la jornada, aportando soluciones para superar situaciones difíciles que se presentan al iniciar una idea de negocio e intercambiando ideas con el expositor.

¿Quién construyó el primer banco?

La historia del banco comienza con el primer prototipo de banco de comerciantes de la Mesopotamia, que hacía préstamos de granos a los agricultores y negociantes que transportaban bienes entre las ciudades desde aproximadamente 2000 a.C. en Fenicia, Asiria y Babilonia,

  1. Posteriormente, en la Antigua Grecia y durante el Imperio Romano, los prestamistas hacían empréstitos y se añadieron dos innovaciones importantes: aceptaban depósitos y cambiaban dinero.
  2. Existe evidencia arqueológica para este período en la Antigua China y la India de préstamos monetarios.
  3. En el sentido moderno del término, la banca tuvo sus inicios en las ricas ciudades del norte de Italia, como Florencia, Venecia y Génova, a finales del periodo medieval y principios del Renacimiento,

Las familias Bardi y Peruzzi dominaron la banca en la Florencia del siglo XIV y establecieron sucursales en muchas otras partes de Europa, ​ Quizás el banco italiano más famoso fue el Medici, fundado por Juan de Médici, El desarrollo de la banca se propagó del norte de Italia a toda Europa y tuvieron lugar varias innovaciones importantes en Ámsterdam durante la República de los Países Bajos en el siglo XVI, así como en Londres en el siglo XVII,

¿Qué significado le dan a la frase niño banquero?

José Adolfo Quisocala, el niño banquero: «quiero cambiar ese pensamiento de minimizar a los niños y pensar que solo jugamos»

  • Conjugar la niñez y el cuidado del ambiente no parece una quimera, pero agregar un concepto bancario a esa fórmula asoma como un nuevo paradigma de las finanzas sociales, un concepto que defiende e impulsa el adolescente peruano José Adolfo Quisocala, director del «EcoBanco del Estudiante» en Arequipa.
  • Es el «banco de un niño creado para otros niños», sustentado en un modelo cooperativista que busca que los infantes puedan cumplir sus sueños con base en el ahorro y en el cuidado del ambiente, según explicó el propio José Adolfo durante una conferencia en Quito.
  • Fue el orador principal en un encuentro organizado por la Caja Central Financoop, un gremio de cooperativas ecuatorianas de ahorro y crédito, para conmemorar sus veinte años de existencia apegada a las finanzas inclusivas y solidarias.
  • Con 14 años de edad, este adolescente arequipeño lleva la mitad de su vida con el proyecto, mediante el cual insta a los niños de su ciudad a cambiar residuos sólidos (basura para reciclar) por un pago en dinero que se queda en una cuenta bancaria como ahorro,
  • Sus clientes «traen los residuos sólidos, se pesa» y se calcula un valor de pago que se va acumulando en cuentas individuales hasta alcanzar o superar el monto del sueño; es decir, «cada niño ahorra para lo que quiera comprarse», según explicó.
  • Por ejemplo, si un niño quiere comprarse una máquina para impresiones en tercera dimensión, un asesor financiero le ayuda con las mejores opciones de calidad y precio, pero sobre todo le sugiere el volumen de residuos sólidos que debería recaudar para lograr el valor suficiente y cumplir el sueño.
  • Pero no todo es ahorro, pues los menores también pueden disfrutar del dinero mediante tarjetas de crédito que pueden utilizar normalmente en cajeros automáticos o en tiendas.
  • Con este proyecto se ha conseguido, según relató, que los niños comprendan sobre el valor del ahorro y la responsabilidad en el uso del dinero para que no caigan en prácticas de despilfarro a las que sucumben algunos adultos,
  • Asimismo, agregó, los niños han logrado profundizar su noción sobre el cuidado del medioambiente y el poder del reciclaje.

«Muchas personas no creían en lo que estaba haciendo y creían que un niño normalmente no puede hacer lo que los adultos hacen. Eso es lo que quiero cambiar, ese pensamiento de minimizar a los niños y pensar que solo jugamos o que solo debemos estudiar, pero podemos hacer muchas más cosas», apostilló José Adolfo.

  1. Ahora, su empresa cuenta con 3,500 clientes en Arequipa y ya piensa en replicar la experiencia en Lima y en otras ciudades de Perú, aunque tampoco descarta difundir su idea en otros países como Ecuador.
  2. Incluso Disney, una de las compañías de entretenimiento más importantes del mundo, ha hecho una propuesta para que el «EcoBanco» vaya a otros países, precisó este niño peruano que estudia a distancia y que la mayor parte de su tiempo, incluso cuando juega, piensa en cómo mejorar su emprendimiento.
  3. Su éxito y visión han motivado a muchas empresas a apoyar su gestión y Disney ha realizado una película de su vida, que se estrenará a mediados de septiembre en Europa y que se proyectará en América en febrero próximo.
  4. «Amo mi proyecto, pero siempre me gustaría que se mantenga la esencia de un banco de un niño creado para otros niños y que siga con la nobleza de la niñez», remarcó José Alonso quien considera que si en algún momento tiene que retirarse del EcoBanco, continuará con proyectos que supongan procesos de inclusión y solidaridad.
  5. «Tengo proyectos para ayudar a animales» o también apoyar «a abuelitos», lo importante es «ayudar a otros», subrayó al contar que hace algunos días, en una charla con un grupo de estudiantes, discutieron sobre los incendios en la Amazonía, y certificó la sensibilidad de los niños y jóvenes con el cuidado del medioambiente.
  6. «A veces los adultos buscan sólo el rédito económico, el ‘qué me toca a mí’, porque esa es la presión social» que prevalece, pero «yo no quiero que eso suceda con los niños de mi generación», sino «que sigan con la nobleza de ayudar» a los demás, insistió.
  7. Además, subrayó que para él «lo mejor es ver la sonrisa de un niño al haber logrado alcanzar su meta, su sueño», pero también ver al nobleza de los menores cuando se trata de defender los principios.
  8. Relató el caso de niños, cuyos padres perdieron sus empleos, que decidieron apoyarlos con el dinero ahorrado en el «EcoBanco», aunque cuando ya lograron recuperarse, pagaron los préstamos a sus hijos con intereses.
  9. Ese nuevo concepto de banca ligado a principios es el que impulsa José Adolfo, quien recuerda que su abuela repetidamente le decía: «Los bancos despluman a la gente».
  10. «Yo no quiero eso, quiero que el único principio sea ayudar a los demás», remarcó el niño banquero de Arequipa
See also:  Como Pagar Mi Préstamo Del Banco Pichincha?

: José Adolfo Quisocala, el niño banquero: «quiero cambiar ese pensamiento de minimizar a los niños y pensar que solo jugamos»

¿Qué problemas tuvo que afrontar José quisocala para plasmar su proyecto?

Universidad de Lima «¿Y tú qué quieres ser de grande?». Esta debe de ser la pregunta más famosa que los adultos hacen a los niños. Una forma de empezar a conocer cuáles son sus sueños, qué les trae felicidad o los inquieta. Pero también es otra manera de preguntar qué harán cuando la vida se vuelva seria, cuando llegue el momento de «comerse el mundo».

Para José Quisocala, ese momento nunca estuvo definido por su edad, ni mucho menos por las herramientas que tuviera a su disposición. Por ello, con tan solo 7 años, encontró la pasión de su vida en un proyecto que posteriormente se llamó el Banco del Estudiante y que le permitió unir dos de sus grandes deseos: ayudar a sus compañeros y a la naturaleza.

Hoy, con 16 años, Quisocala reflexiona sobre su viaje siendo emprendedor desde muy temprana edad y se convierte en el protagonista de la tercera entrega del especial, serie documental liderada por el Centro de Creación Audiovisual de la Universidad de Lima.

Quisocala nos explica el origen de su proyecto, en una entrevista exclusiva para Nexos : «Desde que tengo uso de razón, siempre detesté ser un niño. A pesar de que mis padres siempre me incentivaron a expresarme y opinar sobre las cosas, sentía que ser menor era constantemente un obstáculo para lograr los proyectos que quería hacer.

Para el mundo fuera de mi casa, yo era solo un pequeño que no sabía nada de la vida y menos que podía abrir su propio banco. Cuando busqué apoyo de autoridades municipales y de empresas privadas, se me cerraron muchísimas puertas y los que sí llegaban a recibirme, me escuchaban por compromiso.

¿Quién es el niño que a los 7 años fundó su empresa?

José: El niño que a los 7 años fundó su Natural de Arequipa, este joven escolar se ha convertido en todo un ejemplo de visión empresarial y perseverancia, pues no solo ha logrado el éxito con su idea. Ahora piensa aplicarla en todo el país. Foto: Andina. Sin límites.

Adblock
detector