El Niño Que Creo Su Propio Banco?

El Niño Que Creo Su Propio Banco
La UDEP presentó la primera sesión de este congreso, organizado por los estudiantes del programa académico de Contabilidad y Auditoría, cuyo lema fue «Proyección profesional ante las nuevas tecnologías y la postpandemia». – Por Fernanda Vegas Sernaqué,11 agosto, 2022.

  • El 10 y 11 de agosto se llevó a cabo el I Congreso Regional de Estudiantes de la carrera de Contabilidad, Emprendedurismo y Negocios ( Crecen ).
  • La primera sesión de este evento contó con la participación de Fernando Barranzuela, decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales ; Ernesto Gallo, director académico del programa de Contabilidad y Auditoría ; y José Quisocala, fundador de la Cooperativa del Estudiante Bartselana y conocido por ser el banquero más joven del mundo.

El doctor Fernando Barranzuela dio la bienvenida a José Quisocala como primer invitado del evento, además, instó a los estudiantes de Contabilidad y Auditoría a aprovechar al máximo las ponencias presentadas. «Para nosotros es muy importante que los alumnos tengan estas iniciativas y que concreten ideas.

  1. En la facultad siempre nos enorgullecemos de decir que una de las características de nuestros egresados es que sepan hacer que las cosas sucedan.
  2. En ese sentido, es muy bueno que esto se haya logrado y que tengamos un grupo de expositores altamente calificados», sostuvo.
  3. Pasión y liderazgo El arequipeño José Adolfo Quisocala inició su emprendimiento desde los siete años.

Su proyecto, basado en un sistema financiero destinado a favorecer económicamente a niños y adolescentes de escasos recursos, le llevó a ser reconocido como el banquero más joven de todo el mundo. Así, logró entrar al programa internacional Dream Builder en 2014, y obtener formación en gestión de negocios en la Thunderbird School of Global Managemenet (Estados Unidos). El Niño Que Creo Su Propio Banco Foto: La República. Después de diez años de haber fundado el Eco Banco del Estudiante Bartselana en Arequipa, José contó su experiencia como empresario joven a los alumnos de la UDEP, a través de una dinámica de preguntas que los estudiantes debieron responder como si fueran niños.

«Les pido que piensen como niños porque cuando lo somos, no tenemos prejuicios ni miedos, simplemente nos lanzamos a hacer lo que queremos sin darle demasiadas vueltas al asunto. Somos más honestos, creativos y empáticos», explicó. Con la dinámica, José contó cómo, con siete años de edad, conversó con un niño que trabajaba en la calle, así conoció la situación de los miles de niños que laboran para ayudar económicamente a sus familias, dejando de lado sus estudios.

«Si bien la explotación infantil es un problema real, gran parte de los niños trabajan voluntariamente para ayudar a sus familias. Yo no podía creer que hubiera tantos niños trabajando y que ningún adulto hiciera nada por ayudarlos», señaló. Para ayudar a los menores, José gastó el dinero que sus padres habían ahorrado para sus estudios y, cuando el dinero se acabó, tomó la oportunidad de postular a la alcaldía del colegio en el que estudiaba.

  • Como alcalde, propuso una idea de negocio que les permitiera a los niños saber gestionar el dinero y ahorrar.
  • Con mi idea, también pensaba que era necesario que las familias, incluyendo a los niños, supieran cómo manejar sus recursos porque, generalmente, son los adultos los que tienen deudas, pero los más afectados terminan siendo los niños, por no poder acceder a la educación que necesitan», comentó.

Aunque la creación de un banco para niños no convenció a toda la comunidad escolar, el director apoyó la idea de José y le cedió un espacio pequeño en el colegio para iniciar su emprendimiento. «¿Qué es lo que debe tener un emprendedor? Normalmente, creemos que, en primer lugar, debe ser adulto; luego, tener mucho dinero, tener diplomas, estudiar en una de las mejores universidades y ser ambicioso.

Pero, si me lo preguntan, lo que se necesita para ser un emprendedor es pasión, curiosidad, cooperación y liderazgo. Pero, sobre todo, se necesitan ganas de llevar a cabo una idea». Así, explicó cómo sacó adelante su iniciativa a través del reciclaje, pues, aunque él y sus compañeros aprendieron lo básico sobre ahorro y finanzas gracias a internet, no contaban con los recursos para abrir sus cuentas en el banco del colegio.

Actualmente, los niños pueden abrir una cuenta en el Eco Banco del Estudiante Bartselana llevando 6 kilos de material reciclable más un sol. Para continuar abonando, deben llevar papel o plástico a la institución financiera, donde luego de pesar el material reciclado, se calcula el valor de la transacción y se deposita el dinero en su cuenta.

«¿Qué otra cosa podíamos hacer? ¿Esperar a que un adulto resuelva el problema? La cantidad de niños que trabajan es increíble, nadie hizo nada y si nadie lo hace, ¿vamos a seguir esperando a que a un adulto quiera ayudarnos?», cuestionó. Con su emprendimiento, el joven banquero ha logrado ayudar a miles de niños a tener conocimiento sobre finanzas y a abrir sus propias cuentas, y a cuidar el medio ambiente.

Los alumnos de la UDEP participaron de manera activa en la jornada, aportando soluciones para superar situaciones difíciles que se presentan al iniciar una idea de negocio e intercambiando ideas con el expositor.

¿Que inspiro a José quisocala a crear un banco?

Banco del Estudiante: una solución financiera y sustentable para erradicar la pobreza José Adolfo Quisocala Condorí ideó un banco para que sus compañeros de escuela pudieran ahorrar a través de la venta de residuos sólidos. Hoy, con solo 16 años, dirige un emprendimiento que ya cuenta con 6.000 socios, opera con tarjeta Visa y en alianza con empresas recicladoras.

  • José Adolfo Quisocala Condorí nació en Arequipa, Perú y tenía solo siete años cuando empezó a percibir que muchos de sus compañeros de escuela tenían que trabajar, o bien, terminaban abandonando los estudios porque no podían costearlos.
  • La situación económica en Latinoamérica realmente es muy grave y muchas veces los adultos no se dan cuenta de que quienes más sufren las consecuencias de estos actos son los niños, porque son los que no se alimentan correctamente, porque se ven obligados a dejar el colegio y tienen que dejar sus sueños de lado», resalta José Adolfo quien, en ese momento, se propuso encontrar una solución para sus compañeros y relacionó la búsqueda de dinero con las actividades que realizaba su papá para conseguirlo, como ir al cajero automático o bien ir directamente al banco.

Sin embargo, José Adolfo entendió que los niños no tenían dinero per sé, y que era necesario generar una fuente de ingresos para que lo pudieran ahorrar. Y ahí fue que se le ocurrió otra idea: que los niños juntaran y vendieran los residuos sólidos que generaban en sus casas o en el colegio para generar ganancias.

  • En Perú a los recicladores se los llama chatarreros.
  • Ellos pasan por las casas y compran de todo, desde papel, cartón y botellas hasta refrigeradores, y pensé ¿Por qué no sumar esto al proyecto?», relata.
  • Así, José Adolfo habló con el reciclador que pasaba por su casa para saber si estaba dispuesto a comprar lo que recolectaran y él aceptó.

«El Banco del Estudiante fue el sueño de un niño de tratar de solucionar los problemas que él encontró y nada más», define. El les enseña a los niños cómo funciona el mundo de las finanzas. Los jóvenes pueden ahorrar con dinero o a través de una «Eco Moneda» generada a través de la venta de sus residuos sólidos.

Hoy, José Adolfo tiene 16 años y el proyecto, que comenzó ayudando solo a los niños de su escuela, ya tiene 6.000 socios y tiene previsto expandirse en otras ciudades. ¿Cómo hiciste para empezar con el proyecto? El Banco del Estudiante nació sin un sol, Yo no tuve que invertir ni tuve que conseguir dinero para hacer el banco.

Lo único que sí tuve que conseguir fue el espacio. En ese momento, tuve la oportunidad de ser elegido como el Alcalde de mi colegio y eso hizo que mi director me apoyara y me diera un lugar dentro de la escuela: dos palos de eucalipto con un techo de calamina en el medio, una mesa y cuatro sillas.

  • ¿Cuál fue la reacción de tus compañeros, de tu familia? ¿Quiénes te apoyaron? Muchos de mis compañeros se rieron cuando escucharon que quería crear un banco en la escuela.
  • En mi propia familia muchas personas no creían en mí.
  • Sin embargo, los primeros que creyeron fueron mi papá y el director de mi colegio.

Fueron las dos primeras personas que me apoyaron para poder hacer mi proyecto a la medida de sus posibilidades ¿Cuáles fueron los mayores desafíos en ese momento? Uno de los mayores desafíos fue, justamente, lograr que los niños confiaran en mí, porque escuchar que un niño de su propio colegio les va a manejar su dinero era un poco complicado En mi casa me pasaba lo mismo, me decían que estaba perdiendo mi tiempo.

Pero llegó un punto en el cual el Banco del Estudiante tuvo como un pequeño boom, Fue durante el segundo año cuando la Municipalidad Provincial de Arequipa me premió por mi proyecto. Muchos colegios se enteraron de la iniciativa y la quisieron implementar. Pero surgió un nuevo desafío: cómo iba a lograrlo si para mí ya era súper complicado manejar mi oficina en mi colegio.

Yo tenía que dar mis recreos y quedarme hasta tarde atendiendo en mi oficina. Si quería llegar a otros lugares, ¿cómo lo iba a hacer? Entonces, me metí en Internet y me encontré con las áreas de Responsabilidad Social de muchas empresas, pero lo que pasó fue que muchas veces no me escuchaban porque era un niño.

  1. Me preparé un pitch de cinco minutos para contar mi idea y no robarles mucho tiempo a estas personas.
  2. Mi papá contestaba los llamados para las citas y me las ponía en las tardes, él me llevaba pero muchas veces, cuando me tocaba el turno, se quedaban extrañados.
  3. Ese fue el primer problema, el enfrentarme a los adultos.

Ante todas estas trabas ¿Qué fue lo que te motivó para seguir adelante con el proyecto? Lo que me motivó a continuar fue que el primer año ayudé a dos niños, a un niño que quería comprarse una bicicleta y a un niño que quería comprarse unas zapatillas para jugar al fútbol, porque su sueño era ser jugador profesional.

  1. Estos dos niños pudieron comprarse eso que soñaban llevando los residuos sólidos de sus casas al colegio y ahorrando el monto correspondiente a la venta.
  2. También, si su abuelita les daba un sol o dos soles ellos me lo traían para que lo ahorrara.
  3. ¿Cuál dirías que es uno de los mayores desafíos de ser un emprendedor social y qué consejo le darías a otra persona que también quiere ser emprendedor social? Ser un emprendedor social es muy complicado, sobre todo porque las personas no están acostumbradas a que otra haga algo por ayudar a los demás, pero hay muchos chicos, sobre todo muchos jóvenes que tienen el sueño de ayudar a los demás o que tienen una idea de un emprendimiento social.

Y es muy complicado porque es enfrentarse a todos y enfrentarse a tu propia familia, que muchas veces, tal vez por el hecho de que son tu familia no quieren que te vaya mal, que fracases o pierdas el tiempo. Creo que lo más importante para ser un emprendedor social son dos cosas: primero, realmente hacerlo con pasión y, segundo, ser valiente porque para ser un emprendedor necesitas ser valiente.

¿Quiénes te ayudan todos los días? Tengo un equipo operativo y un equipo consultor. El operativo es el que se encarga de manejar el banco del estudiante aquí en Arequipa y de trabajar con los colegios. Y tengo un equipo consultivo que me ayuda a tomar mejores decisiones. Son personas que conocí a lo largo de toda esta historia del Banco del Estudiante y me asesoran en lo que es contabilidad, finanzas, legales y también en temas relacionados con los niños y con el medioambiente.

También trabajo con Visa por el tema de la tarjeta y la cuenta y con empresas recicladoras. ¿Cómo te enteraste de la existencia del Fellowship de Yunus & Youth y cómo está siendo tu experiencia? Me enteré en Internet y decidí postularme porque sabía que era una oportunidad para conocer a muchas personas y sobre todo para tener apoyo.

  1. Me gustó conocer a muchos jóvenes, yo soy el menor de todos, pero hay muchos jóvenes que tienen proyectos muy grandes y, en algún momento, me encantaría poder trabajar con algunos de ellos.
  2. Sobre la asesoría, realmente me encanta.
  3. Mis mentores son muy buenos, me escuchan mucho, tiene muchas ideas y están con ganas de trabajar y eso es lo que me emociona.

Me encanta que justo los dos hayan tenido experiencia en el mundo de las finanzas y que hayan trabajado en bancos, sé que tienen mucho potencial para ayudarme. Estamos trabajando en un proyecto para ver cómo el Banco del Estudiante puede llegar a funcionar como un banco tradicional, en el sentido de que el dinero que se deposita se reinvierta.

Uno de mis mentores trabajó en esa área de inversión. Estamos viendo de qué manera podemos trabajar ese proyecto. ¿Cuáles son los planes a futuro para el Banco del Estudiante? Estamos trabajando en cómo adecuarnos a esta nueva pandemia. Todo lo que hemos vivido nos ha demostrado nuestra realidad como sociedad y como país.

Muchas personas habían salido de la pobreza, pero vimos que a la semana de que no trabajaron, todo se derrumbó. En paralelo, muchos niños no están estudiando como deberían porque no tienen una computadora o una tablet para hacerlo. En ese sentido, estoy trabajando en una fundación para comprar tablets y computadoras para que los niños puedan comprar a través de un crédito o en cuotas un aparato tecnológico para poder asistir a sus clases o poder estudiar.

Actualmente, el Banco del Estudiante, solo está en Arequipa e íbamos a abrir oficinas en Lima, la capital de mi país. Sin embargo, por las circunstancias, no se ha podido llevar a cabo, pero el objetivo es que el banco llegue a todos los rincones posibles y me gustaría lograr la sostenibilidad. Además, me gustaría que el Banco del Estudiante tenga un modelo de banca ética, en el que el dinero se invierta para cosas realmente buenas.

Me gustaría que después de los seis meses en Yunus & Youth el banco ya no tenga 6.000 socios, sino 10.000 o 12.000 y que ya estemos en varias ciudades. : Banco del Estudiante: una solución financiera y sustentable para erradicar la pobreza

¿Qué es ser un banquero?

Especial banqueros La figura del banquero ha existido desde tiempos inmemoriales. La banca moderna, tal como hoy la conocemos, nació en el siglo XX. Sin embargo, podemos decir que la actividad bancaria se remonta muchos años atrás, más allá incluso del siglo XV, época en la que la banca cobró especial relevancia por el auge del comercio.

  • Han podido pasar cientos de años y su esencia se mantiene.
  • El banquero es esa persona que ayuda a sus clientes a tomar las mejores decisiones para su empresa.
  • El conocimiento que tiene de ellos y del sector al que pertenecen es crucial a la hora de asesorarles en momentos decisivos para la evolución de la compañía: la compra y/o venta de activos estratégicos; la compra, venta o fusión de la propia empresa con otras; o decisiones tan relevantes como una salida a bolsa.

También es una figura fundamental en la toma de decisiones de financiación e inversión de sus clientes, aportando una experiencia que les permite adoptar las mejores soluciones para sus necesidades financieras. El área de banca de inversión del Grupo BBVA cuenta con 165 banqueros para atender a las empresas y grandes corporaciones.

Son profesionales de hasta 30 nacionalidades, ubicados en 22 países, que aportan conocimiento local y global para ejecutar las operaciones nacionales e internacionales de los 1450 clientes gestionados activamente desde el área de banca de inversión. Bienvenidos al mundo de los banqueros. Dentro de la banca de inversión, cuyos principales clientes son grandes empresas, inversores institucionales —como bancos, compañías de seguros o fondos de pensiones— y organismos públicos, el banquero es el punto de contacto entre el banco y el cliente, siendo la cara y los ojos de la entidad a la que representa.

Su rol es clave para que el banco se convierta en socio estratégico del cliente, creando relaciones sólidas y a largo plazo con el fin de lograr unos objetivos comunes. Para ello, es necesario entender sus necesidades financieras, comprender los distintos mercados, productos y sectores, y acompañarles en su proceso de transformación y de toma de decisiones,

Al mismo tiempo, desempeña una función esencial a la hora de cubrir las necesidades operativas y transacciones habituales del día a día de las empresas para establecer la estrategia de gestión de cobros, pagos, comercio y gestión de activos. Para el banquero de BBVA, el cliente constituye el centro de su actividad,

Se construye un círculo virtuoso alrededor del cliente que se genera a través de la anticipación e identificación de sus necesidades; la transparencia a la hora de abordarlas; una propuesta de soluciones adaptada y adecuada; y una gestión cuidadosa de la información.

Generar credibilidad y confianza es el objetivo final. Tiene que encontrar el equilibrio entre dar respuesta a las necesidades actuales y futuras de financiación y de inversión del cliente; y, a la vez, asegurar una adecuada rentabilidad y gestión del riesgo para el banco, Dentro del banco, es la persona que tiene que satisfacer los intereses del cliente y quien gestiona y coordina su herramienta principal desde el punto de vista de riesgos: su,

Ese programa es la hoja de ruta que permite analizar y conjugar dos aspectos: las necesidades financieras del cliente en los próximos doce meses y cómo va a participar el banco en la gestión de dichas necesidades. Estas necesidades y su nivel de complejidad varían en función de la distinta tipología de clientes a los que los banqueros de banca de inversión dan servicio. El Niño Que Creo Su Propio Banco

    • Bancos, compañías de seguros y gestores de activos.
    • Sus principales necesidades son de inversión y soluciones transaccionales.
    • BBVA atiende a más de 250 grupos.
  • Grandes multinacionales de diferentes sectores con necesidades de inversión sofisticadas. BBVA da servicio a casi 1.000 grupos.
    1. Bancos centrales, fondos soberanos y agencias subnacionales y supranacionales.
    2. Sus necesidades son similares a las de los clientes institucionales.
    3. BBVA gestiona más de 100 clientes de este tipo.
  • Fondos de ‘private equity’, de infraestructuras, fondos de pensiones y fondos soberanos que lideran la gran mayoría de las operaciones de inversión en activos de infraestructuras y energía. BBVA gestiona más de 100 grupos.
  • y clientes que, sin pertenecer a banca mayorista también tienen necesidades de productos de banca de inversión.

Los clientes de banca de inversión son, en general, muy sofisticados, Cada vez más. Tras las últimas crisis financieras, muchas compañías se han tenido que reinventar hasta el punto de que sus orígenes son hoy en día irreconocibles. Sus necesidades también han evolucionado, por eso ahora existen productos que hace diez años no existían; bien porque los bancos los han ido modificando o porque son productos de nueva creación que han surgido para cubrir nuevas necesidades.

  1. Los banqueros, junto al resto de la entidad, acompañan a los clientes en la transformación que están viviendo sus industrias, asesorándoles como socio financiero en su toma de decisiones.
  2. Algunos ejemplos claros de cómo la agenda global marca las necesidades y la oferta financiera son la sostenibilidad, la transformación digital y la intensificación de la regulación financiera.

Hoy en día la sostenibilidad está en la agenda estratégica de todos los CEOs. Hablamos de mejorar el mundo, de conseguir un desarrollo social y ambiental de impacto positivo, y de conseguir que la rentabilidad de las compañías hoy sea sostenible mañana.

Sin duda, los bancos tienen que estar a la altura de las necesidades de sus clientes, acompañándolos en la transición hacia un futuro sostenible. En esta línea, BBVA anunció en 2018 su con el que tiene como objetivo movilizar 100.000 millones de euros hasta 2025 para luchar contra el cambio climático.

El banco es pionero en financiación sostenible y cuenta con un tanto para sus clientes mayoristas como para los minoristas. Por otro lado, está la, La industria financiera ha llevado a cabo un proceso de innovación, tanto en lo referente a como a la digitalización de las soluciones ya existentes para mejorar la experiencia de los clientes.

  • De este modo, la banca mayorista hace uso de las ventajas que ofrece la tecnología y sus avances, dotando de mayor agilidad y transparencia a sus productos,
  • Otro cambio relevante que ha condicionado a la industria financiera tiene que ver con el hecho de que este sector ha pasado por una crisis que ha provocado un endurecimiento de la regulación, los requisitos de capital sobre los balances y el proceso de supervisión de las entidades.

La regulación tiene un objetivo claro: reforzar la robustez del sistema bancario y reducir el riesgo financiero sistémico, No obstante, adaptarse a una, requiere tiempo y mucho esfuerzo de las entidades financieras y también supone un impacto en sus negocios y estrategias corporativas.

Y esto, sin duda, añade un reto adicional al día a día del banquero. Por último, hay que tener en cuenta el proceso de transformación global que está experimentando nuestro mundo y cómo éste afecta a compañías y sectores. Para poder ofrecer la mejor solución a las necesidades del cliente, el banquero se apoya en las, en la inteligencia colectiva y en el uso de los datos.

Sú máxima es trabajar de forma mucho más colaborativa, tal como lo harían el patrón y los tripulantes de una embarcación. Sus valores, en línea con el, son: trabajar como un solo equipo, poner al cliente en el centro y pensar en grande. El Niño Que Creo Su Propio Banco En un contexto tan cambiante y exigente como el actual, para tratar con unos clientes tan sofisticados se necesitan una serie de capacidades y herramientas clave para que el banquero pueda desarrollar su labor con éxito: comunicación efectiva, anticipación y capacidad de negociación.

La capacidad de comunicación es básica : se necesita ser directo y conciso pero a la vez explicar bien los productos y detalles de la operación en un lenguaje claro y sencillo. Su alto nivel de interlocución le lleva a relacionarse con la alta dirección, tanto en la esfera del cliente como en el banco.

Para alcanzar una comunicación efectiva son esenciales la empatía y la capacidad de relación e interlocución con la gente. En su misión de aportar valor al cliente, tiene que ser capaz de sorprenderle anticipándose a sus necesidades. Eso supone que ha de ser curioso; ser capaz de conseguir información más allá de las herramientas habituales; preguntar y hablar con los expertos (sectoriales, regulatorios, de análisis, etc) para poder entender y explicar luego al cliente todos los conceptos y los productos, y asegurarse de que los entienda.

Este aspecto es clave para convertirse en el asesor financiero del cliente, añadiendo valor real al diálogo estratégico con él. Del mismo modo, el banquero tiene que demostrar competencia en la negociación tanto hacia dentro como hacia fuera, ya que actúa como correa de transmisión cliente-banco. Esto quiere decir que debe cuidar los intereses de su cliente dentro del banco consiguiendo las mejores soluciones y condiciones para él y, al mismo tiempo, también debe velar por que el cliente y las operaciones que realiza cumplan con los criterios de rentabilidad y riesgos establecidos por el banco.

Esta competencia es clave para generar credibilidad y confianza tanto con el cliente como dentro del banco. El Niño Que Creo Su Propio Banco

  • Visión holística de su cliente
  • La experiencia acredita capacidad y confiere fiabilidad al banquero
  • Estar permanentemente actualizado e informado se convierte en el principal desafío
  • La capacidad de comunicación es indispensable
  • Capacidad de asesoramiento en un amplio abanico de materias
  • Ambición, carácter y ‘auctoritas’ son rasgos determinantes para ser un buen banquero
  • Nivel de interlocución tal que le lleva a relacionarse con la alta dirección

Además, el banquero debe tener una visión holística del cliente : tiene que conocer su actividad; su modelo productivo y de negocio; quiénes son sus clientes, sus proveedores y sus empleados. También ha de tener un conocimiento muy profundo de sus productos, de las plataformas en las que el cliente opera, del sector y de su regulación.

Esto es imprescindible para poder acompañarle y tener una conversación estratégica con él de igual a igual, Todo ello siendo muy cuidadoso con la información recibida, respetando la confidencialidad de la misma. De hecho, este es uno de los mayores desafíos a los que se enfrenta el banquero, que, ante los incesantes avances normativos, de procedimientos y cambios en los mercados, debe estar permanentemente actualizado e informado.

Y no sólo eso. También tiene que estar siempre al tanto de la situación económica y geopolítica que afecta a sus clientes para mantener su credibilidad y acompañarlos en su proceso de transformación. La experiencia es un grado, sin duda. La experiencia acredita capacidad y confiere fiabilidad, el banquero debe ser transparente, consistente, predecible y coherente.

Por eso, habilidades como la empatía, las relaciones interpersonales y la capacidad de identificar qué demanda el cliente, son esenciales. No tiene que ser conformista, es proactivo; trabaja para fortalecer la relación con el cliente; gestiona adecuadamente los intereses de los distintos equipos del banco para que las operaciones se cierren con éxito y motiva a los equipos.

Ambición, carácter y ‘auctoritas’ son otros rasgos determinantes para ser un buen banquero. Los romanos la definían como una cualidad moral que se conquista mediante la adhesión, la persuasión y la convicción del buen ejemplo de alguien sobre otro. Actualmente se puede definir como prestigio ganado, y capacidad de influencia también.

En su caso, el banquero moviliza a muchas personas dentro de la organización. Esta ‘auctoritas’ es fundamental a la hora de ganarse la confianza de los equipos y del cliente. Las herramientas son, asimismo, elementos esenciales en la transformación del rol del banquero. La influencia de las nuevas tecnologías es indudable en esa evolución ya que han permitido sistematizar una información que antes estaba mucho más dispersa.

Las plataformas de seguimiento del cliente, que permiten centralizar los contactos y su información, han mejorado notablemente, lo que facilita el diálogo no sólo con el cliente, sino también con los equipos de producto y de otras geografías. Pero no podemos obviar que situaciones como la crisis del COVID-19 suponen un reto importante para todos, también para los equipos de BBVA y sus clientes.

See also:  En Que Paises Hay Banco Interbank?

Ante una situación nueva y difícil, como ha sido esta, el banco ha sido capaz de adaptarse en tiempo récord al nuevo entorno, Contar con plataformas de seguimiento de clientes y con nuevas tecnologías han permitido una mayor capacidad de anticipación y reacción. Los banqueros, de forma proactiva, a través de reuniones telemáticas, han seguido estando muy cerca de los clientes, mostrándoles el apoyo y el compromiso del banco, y cubriendo sus necesidades con las mejores soluciones.

Al mismo tiempo, se ha mantenido la coordinación con las áreas de producto, legal y riesgos para priorizar y dar una respuesta rápida a nuestros clientes. BBVA lleva tiempo implementando nuevas formas de trabajo como las en toda la organización. Los banqueros fueron pioneros en trabajar como equipos multidisciplinares, orientados a proyectos concretos con fecha de entrega.

  1. Actualmente se desarrollan sesiones ‘agile’ con equipos de producto y otras áreas de apoyo para hacer estudios monográficos para los principales clientes de cada segmento.
  2. Ahí tratan de identificar posibles carencias, áreas de mejora, oportunidades no detectadas o, si hay problemas, soluciones.
  3. En suma, se crean equipos multidisciplinares con especialistas de producto, banqueros y geografías, todos alineados para perseguir las mismas oportunidades, con los mismos clientes y hacerlo de una manera sistemática y con unos plazos muy concretos.

El objetivo es aplicar el «menos es más»: aprovechar más el tiempo con los clientes para brindarles más valor añadido, El Niño Que Creo Su Propio Banco Luis Enrique Rodríguez Banquero responsable de liderar el conocimiento de un sector específico en distintos productos y geografías. Se encarga de compartir el conocimiento en la organización, asesorar a los clientes aportando una visión global de las dinámicas y tendencias del sector e identificar y generar nuevas oportunidades de negocio, centrándose en la comprensión de las decisiones estratégicas.

  • Experto sectorial
  • Visión global de su sector
  • Identificar nuevas oportunidades de negocio
  • Guiar y apoyar a otros banqueros

El Niño Que Creo Su Propio Banco Olga Eguilior El banquero global es el responsable de la gestión global de la relación con los clientes, es el vínculo entre BBVA y el cliente. Colabora de forma estrecha con los banqueros locales y áreas de producto con el objetivo de maximizar el negocio en todas las geografías fomentando la venta cruzada y el negocio transfronterizo o ‘cross border’.

  • Maximizar el negocio en productos y geografías
  • Fomentar el negocio transfronterizo o ‘cross-border
  • Foco en necesidades del cliente y su estrategia
  • Responsable último de la asignación de recursos

El Niño Que Creo Su Propio Banco Alba Villaverde Banquero especializado en productos y servicios transaccionales de gestión de flujos de efectivo y financiación de circulante. El banquero transaccional es responsable de una cartera de clientes multinacionales, tanto nacionales como internacionales, para la venta y postventa de productos y servicios transaccionales de gestión de los flujos de efectivo y la financiación de circulante de clientes de la división de banca de inversión.

  • Alta capacidad comercial y de asesoramiento
  • Foco en la generación de ingresos recurrentes
  • Originador de oportunidades de negocio
  • Coordinación y trabajo en equipo

El Niño Que Creo Su Propio Banco Noelia Hilara Banquero que asesora a medianas empresas y corporaciones en operaciones de valor estratégico. Es responsable de asesorar al segmento de mediana empresa y corporaciones en operaciones de valor estratégico, a través de productos de banca de inversión que, en la mayoría de los casos, no forman parte de su actividad recurrente.

  • Asesoramiento multiproducto de banca de inversión
  • Conocimiento de mercado
  • Facilitador para clientes y productos
  • Impulso de la venta cruzada o ‘cross-sell’

Siempre al día, con la cabeza repleta de información, la rutina de un banquero no es tarea fácil. Su trabajo no consiste simplemente en sentarse frente a un ordenador y esperar a que las oportunidades de negocio lleguen, sino que incluye una serie de tareas que, a menudo, le empujan a desplazarse fuera de la oficina : desde los encuentros con clientes hasta las citas ante notario para firmar operaciones.

  1. Si se suman las numerosas llamadas de teléfono y las reuniones con el resto de equipos, nos encontramos ante el hilo conductor del banco, el encargado de hacer que las cosas pasen.
  2. Mantiene un diálogo recurrente y continuo con el cliente y adopta una actitud proactiva, lo que le permite identificar las oportunidades de negocio.

Para ello, realiza un análisis en profundidad del cliente y del mercado, al mismo tiempo que se comunica con los equipos de legal y soporte, como pueden ser riesgos, regulación, marketing o comunicación, e involucra a producto desde el principio: bonos, préstamos, banca transaccional, M&A o equipos de mercados, entre otros.

La información recabada sobre el cliente se comparte con las áreas de producto y las diferentes geografías para contrastar la viabilidad de la oportunidad previamente identificada, Tras evaluar y analizar las opciones posibles, el banquero plantea aquella propuesta de solución que mejor se adaptaría al cliente.

Una vez validada la propuesta con los equipos implicados, se procede a la preparación, que tiene que reflejar el conocimiento sectorial, el del cliente y que se nutre también del diálogo abierto y recurrente con los equipos de producto, Como gestor de relación, tiene que velar por que el cliente esté lo más satisfecho posible y asegurarse de que el escenario planteado sea el óptimo para él.

El siguiente paso es presentar esa propuesta al cliente, organiza la reunión normalmente en sus oficinas y decide qué personas deben asistir por cada una de las partes teniendo en cuenta también su nivel de interlocución, para generar una situación de confianza y de fluidez en la conversación. La oferta que se le plantea al cliente es el reflejo de la relación que el banco quiere establecer con él, debe ser transparente y agnóstica.

Hay que proponer el producto que mejor se ajuste al cliente. Tras recibir los comentarios que aporta el cliente durante la reunión, se realizan los ajustes pertinentes sobre la propuesta inicial, se procede a la validación interna y se prepara una oferta en firme, siempre teniendo en cuenta la rentabilidad.

Una vez aceptada internamente, el banquero junto a los representantes de producto ya están listos para personarse en las oficinas del cliente para presentar la oferta y sus condiciones. La responsabilidad de que la firma del contrato se formalice recae sobre el banquero, El proceso de firma depende del, así como del tipo de producto.

Se comparte el contrato con los equipos de legal del banco para que lo revisen, den sus comentarios —si los tienen— y, por último, se proceda a la firma. Se ha cerrado la operación pero el diálogo no cesa. Sigue habiendo un contacto contínuo con el cliente, acompañándole y haciéndole nuevas propuestas allí donde ve que puede optimizar su programa financiero. El Niño Que Creo Su Propio Banco «Nuestro objetivo es ser el banco de referencia de nuestros clientes fomentando el diálogo estratégico y acompañándoles en su proceso de transformación hacia un futuro más sostenible». : Especial banqueros

¿Qué es lo que hace un buen banquero?

Responsabilidades de este puesto incluyen: –

Ayudar a los clientes a abrir y administrar sus cuentas bancarias y finanzas Asesorar a los clientes sobre los servicios financieros y solucionar problemas Contactar con posibles clientes para venderles los servicios del banco

El Niño Que Creo Su Propio Banco

¿Cómo es ser banquero?

El banquero es la persona dedicada al negocio de intermediación financiera. Es decir, se trata del propietario o director de una entidad donde se puede depositar dinero o solicitar un préstamo, La actividad del banquero también incluye grandes transacciones en el mercado de capitales,

  • Asimismo, abarca la asesoría en inversiones para individuos de alto patrimonio.
  • Para ser más precisos, todos los miembros de la junta general de socios de una institución financiera pueden ser llamados banqueros.
  • Igualmente sucede con los gerentes cuya función es tomar decisiones desde el directorio de la compañía.

A veces también se utiliza el término banquero para denominar a los encargados de la relación comercial y asesoramiento en un banco.

¿Quién mandó a construir el primer banco?

La historia del banco comienza con el primer prototipo de banco de comerciantes de la Mesopotamia, que hacía préstamos de granos a los agricultores y negociantes que transportaban bienes entre las ciudades desde aproximadamente 2000 a.C. en Fenicia, Asiria y Babilonia,

  1. Posteriormente, en la Antigua Grecia y durante el Imperio Romano, los prestamistas hacían empréstitos y se añadieron dos innovaciones importantes: aceptaban depósitos y cambiaban dinero.
  2. Existe evidencia arqueológica para este período en la Antigua China y la India de préstamos monetarios.
  3. En el sentido moderno del término, la banca tuvo sus inicios en las ricas ciudades del norte de Italia, como Florencia, Venecia y Génova, a finales del periodo medieval y principios del Renacimiento,

Las familias Bardi y Peruzzi dominaron la banca en la Florencia del siglo XIV y establecieron sucursales en muchas otras partes de Europa, ​ Quizás el banco italiano más famoso fue el Medici, fundado por Juan de Médici, El desarrollo de la banca se propagó del norte de Italia a toda Europa y tuvieron lugar varias innovaciones importantes en Ámsterdam durante la República de los Países Bajos en el siglo XVI, así como en Londres en el siglo XVII,

¿Cómo surge el primer banco en la historia de la humanidad?

Una Breve Historia de la Banca La historia de la banca se puede analizar como una serie de cambios en las prácticas comerciales, la cultura, la tecnología y, últimamente, la introducción de normativas y reglamentos del gobierno. A través de los siglos, estos factores en conjunto han determinado el desarrollo general de los servicios bancarios.

  • Podemos situar el inicio de la actividad bancaria hace casi 2000 años a.C.
  • En las ciudades de Fenicia, Asiria y Babilonia con las llamadas «casas de comerciantes».
  • Estas casas, que constituyen el primer prototipo de banco de comerciantes del mundo antiguo, hacían préstamos de granos y bienes básicos a los agricultores y negociantes que transportaban bienes entre las ciudades.

Con la expansión del comercio, surge la necesidad de la creación de centros donde pudiesen intercambiarse las monedas adquiridas a través del intercambio comercial con otras regiones por moneda local. De esta forma, los griegos establecen las primeras «casas de la moneda», las cuales ofrecían, en mercados o festivales municipales, cambiar la moneda de los comerciantes extranjeros; es decir, estas casas realizaban las operaciones que hoy días hacen los casas cambistas.

El Imperio Romano, siglos más tarde, heredó estas prácticas. Las operaciones de cambio trajeron consigo la necesidad de ofrecer los servicios de guarda de depósitos de los ahorristas y/o comerciantes. Durante la época del Imperio, los depósitos dejaron de conservarse en los templos, y en su lugar se colocaron en entidades privadas.

Estos primeros banqueros de la antigua Roma eran conocidos como argentarius. Los argentarius, quienes desempeñaron la labor de extender el modelo bancario de los griegos, eran personas que llevaban sus negocios bajo su propia responsabilidad, y no estaban al servicio de la república o del imperio.

  1. Ofrecían operaciones financieras tales como depósitos, cambio de divisas, validación de la moneda, y préstamos.
  2. El uso de metales como dinero representaba una problemática para los comerciantes.
  3. El oro era muy pesado para ser transportado y llamaba mucho la atención por ser difícil de ocultar.
  4. Por esto, los orfebres comenzaron la práctica de recibir oro de los depositantes y a emitir certificados por el oro depositado, naciendo así los primeros Certificados de Depósitos.

Los recibos comenzaron a ser utilizados como moneda de cambio porque la gente los aceptaba como medio de pago, ya que sentían la seguridad que en cualquier momento podrían ir al orfebre a hacer reclamo por el oro guardado. Después de darse cuenta de que sólo un pequeño número de personas que reclamaba el oro que avalaba sus certificados, los orfebres comenzaron a hacer préstamos con los certificados.

Posteriormente comenzaron a hacer más préstamos de lo que poseían en oro físico. Este fue el comienzo de la banca basada en la reserva fraccionaria—esto es, ¡el orfebre descubrió que podía crear dinero! La banca de reserva fraccional aumentó los beneficios, pero también aumentó los riesgos. Porque si algún orfebre fallaba para redimir sus certificados en oro, los agentes perderían la confianza causando que esos certificados pierdan el valor como dinero y que cada titular intentara redimir su certificado.

Los orfebres, convirtiéndose en banqueros más o menos reconocibles, luego se dieron cuenta que una mayor cantidad de depósitos implicaba un mayor beneficio. Así que empezaron a pagar a los clientes por los depósitos de oro y plata en lugar de cobrar por su almacenamiento, inventando así la cuenta remunerada con intereses, la cual ha perdurado hasta nuestros días.

Luego de la Edad Media y a principios del Renacimiento se vio el surgimiento de los estados nacionales y, cada vez más, las guerras entre ellos. Para financiar estas guerras, así como para proporcionar bienes públicos, los estados comenzaron a pedir prestado, lo cual motivó a algunos gobiernos a crear bancos públicos que se encarguen de manejar sus obligaciones.

La creación de los primeros bancos públicos fueron los primeros pasos para el surgimiento de los bancos centrales, de lo cual discutiremos en un próximo artículo. Finalmente, la banca privada surge a partir de la expansión del comercio y la visión de emprendedores de resolver algunos problemas de la actividad comercial, como el uso de metales preciosos para el intercambio.

  1. La banca se ha desarrollado y reinventado a través de la historia con los avances tecnológicos, cumpliendo el rol de facilitar las transacciones y el intercambio comercial entre las personas.
  2. Con el surgimiento reciente de la banca on-line aún está por verse como este sector seguirá innovando y desarrollándose en el futuro.

: Una Breve Historia de la Banca

¿Qué personaje en la historia se conoce como el primer banquero y en qué consiste su actividad de operación?

El primer banquero del mundo 24 may 2015, Actualizado a las 05:00 h. El martes pasado, los accionistas del banco estadounidense JP Morgan Chase votaron para aprobar los sueldos de los altos ejecutivos de la compañía. El director general de la empresa ganará 20 millones de dólares y sin embargo esa no fue la noticia.

  • La noticia fue que el 39 % de los accionistas, un porcentaje mucho más alto que nunca, había votado en contra de que Jamie Dimon se llevará todo ese dinero.
  • Y eso fue la noticia, porque Jamie Dimon es a la banca estadounidense lo que Dios a la Biblia.
  • Se le conoce en su país, EE.
  • UU., como «el principal banquero del mundo».

Un financiero que, incluso en los años duros de la reciente crisis y en medio de las turbulencias que han sacudido a la banca, se convirtió casi en una estrella. Pero quizá como las estrellas, la vida profesional de los banqueros se apaga algún día. Jamie Dimon es un neoyorquino de origen griego que lleva la banca en los genes.

  • Su abuelo, que emigró desde Grecia a Estados Unidos, ya era banquero.
  • Su padre y su hermano mayor se han dedicado a las inversiones en Wall Street.
  • Tras acabar sus estudios de negocios en Harvard, el financiero Sandy Weill convenció a Dimon para que se fuera a trabajar con él a American Express y rechazara las ofertas de trabajo, con salarios mucho más altos, que tenía de varios bancos como Goldman Sachs o Morgan Stanley.

Jamie Dimon no solo hizo eso sino que cuando Weill dejó American Express se marchó con él. Juntos comenzaron a levantar una pequeña compañía financiera que mediante fusiones y adquisiciones acabaría, en 1998, formando el mayor conglomerado de servicios financieros creado hasta ese momento: Citigroup.

Pero ese mismo año, Dimon abandonó Citigroup. Esa salida de la compañía que había ayudado a crear estuvo rodeada de especulaciones. La mayoría decía que había sido su propio mentor, Weill el que le había señalado la puerta de salida porque quería promocionar a su propia hija dentro del banco. Ocho años más tarde, Jamie Dimon admitía en una entrevista las razones de su marcha de Citigroup: en efecto, Sandy Weill le había despedido.

Pero a partir de ahí, Jamie Dimon entró en la vía que le iba a conducir a convertirse en el primer banquero del mundo. Eso sí, después de tomarse algo más de un año sabático en el que estuvo reflexionando sobre lo que quería hacer a partir de entonces con su vida.

Las alternativas que barajó fueron escribir libros, criar a sus hijos en casa o dar clases. Y en el año 2000 tomó una decisión: «Lo que sé que mejor hago tiene que ver con los servicios financieros, y soy bastante bueno en eso». Así que, tras los meses de descanso y reflexión, volvió a lo suyo. En el año 2000 fue nombrado director ejecutivo del banco Capital One, que en ese momento era la quinta entidad financiera en importancia de Estados Unidos.

Cuando cuatro años más tarde, JP Morgan compró Capital One, Dimon se convirtió en presidente de la organización nacida de la unión de los dos bancos. En el 2005 ascendió a director ejecutivo de JP Morgan Chase y un año más tarde era nombrado presidente de la junta directiva.

Ya tenía todo el poder. Y además eran años de bonanza. En el 2008 estalló la crisis y afectó gravísimamente a las compañías financieras. Y sin embargo, desde entonces JP Morgan Chase se ha convertido en el primer banco estadounidense. Mientras el resto de sus colegas llevaban sus compañías a la bancarrota, a terribles pérdidas o a sobrevivir con rescates gubernamentales, JP Morgan Chase no solo resistía sino que avanzaba.

Así que no es extraño que a Dimon se le mire en Estados Unidos como a un mago. En el 2008, JP Morgan sí recibió dinero del Gobierno estadounidense para el rescate bancario, 25.000 millones de dólares. Era el más sano de los nueve grandes bancos estadounidenses y, sin embargo, recibió ese préstamo.

Pero las razones detrás de ese apoyo no tenían que ver con su situación sino con la de los demás. El banco que dirigía Jamie Dimon aceptó, o más bien fue obligado por el secretario del Tesoro a aceptar, ese aparente rescate porque el Gobierno estadounidense no quería destacar tan claramente los bancos que sí tenían graves problemas de capital.

Es decir, si en ese momento se hubiera sabido que Dimon sí lo había hecho bien y su banco estaba sufriendo la contaminación de los activos tóxicos en mucha menor medida que los demás, hubiera sido demasiado evidente que los otros banqueros lo habían hecho muy mal.

Es decir, el Ejecutivo norteamericano aparentó que el problema era común, es decir que les afectaba a todos, para intentar que ninguno más fuera a la quiebra como había ocurrido aquel mismo mes de septiembre con Lehman Brothers y prestó dinero, de forma pública, a los nueve grandes bancos del país. Así que Dimon se tragó los 25.000 millones.

Claro que las cosas comenzaron a verse tal y como eran cuando al año siguiente, todavía en medio del desastre, JP Morgan hizo público que durante el 2008 no solo no había perdido dinero sino que había ganado 5.000 millones de dólares. Lo dejó claro. Un demócrata elogiado por Obama La forma en la que JP Morgan sorteo la crisis del 2008 y las posturas demócratas de Jamie Dimon fueron suficientes como para que tras la llegada de Barack Obama a la Casa Blanca su nombre estuviera en todas las quinielas para ocupar la Secretaría del Tesoro.

No fue él, fue Timothy Geithner. Pero, otra vez cuando Geithner dejó el Gobierno en el 2013, el nombre de Dimon volvió a sonar como su sustituto. Aunque tampoco fue elegido en esa ocasión. Pero que no le haya nombrado no quiere decir que Obama no considere a Dimon un buen financiero. Y además lo reconoce en público.

En el 2012, en una entrevista en televisión, el presidente norteamericano respondió a la actriz Whoopy Goldberg que acusaba al banco de irresponsabilidad: «JP Morgan es uno de los bancos mejor gestionados que hay y Jamie Dimon es uno de los banqueros más inteligentes que tenemos».

  • Una carta sobre el cáncer El año pasado, a Dimon le diagnosticaron cáncer de garganta.
  • Él mismo se encargó de escribir una carta a los trabajadores del banco en la que lo explicaba.
  • Aseguraba que el pronóstico era bueno y hasta detallaba los ciclos de quimioterapia que necesitaba.
  • Todo salió bien y parece totalmente recuperado de la enfermedad ahora.

La revista Time lo eligió entre las cien personas más poderosas del mundo en los años 2006, 2008, 2009 y 2011. Precisamente, ese año, 2011, el salario del CEO de JP Morgan Chase fue noticia: 23 millones de dólares. Nadie en su sector había llegado nunca a tanto.

  • El problema es que a partir de entonces algunas cosas cambiaron.
  • Para empezar, las autoridades estadounidenses comenzaron a investigar prácticas bancarias que consideran ilegales y en ellas estaba implicado también el banco que dirigía Dimon, no solo él, pero él también.
  • Multas por cobros excesivos en hipotecas; acusaciones de manipulación del mercado de la energía; la participación en la venta de productos financieros elaborados a partir de las hipotecas basura que provocó la crisis del 2008 y también la acusación de la Fiscalía estadounidense de prácticas corruptas en China, donde el banco habría contratado para sus oficinas a hijos de la élite del Gobierno de Pekín para obtener favores, una práctica que la ley estadounidense persigue aunque se realice fuera de sus fronteras.

En el 2013, el salario de Dimon bajó a 20 millones de dólares, el mismo que recibiría en el 2014. La diferencia es que hasta ahora cuando los accionistas votaban ese salario, los que lo aprobaban eran el 90 % y el pasado martes cayó hasta el 61 %. En los próximos meses se sabrá si Dimon ha dejado o no de ser el «principal banquero del mundo».

¿Cómo se llama el banco bantrab?

Conoce Bantrab Nos renovamos por ti. Nacimos en 1966 para promover el desarrollo y bienestar de los trabajadores guatemaltecos, así como para atender sus necesidades de ahorro, inversión y financiamiento. Somos una institución de naturaleza especial, con personalidad Jurídica y patrimonio propio.

  • Nos convertimos en Grupo Financiero en 2010 y, gracias a nuestro buen desempeño, nos constituimos en el banco más rentable del país y en el sexto en volumen de activos.
  • El año pasado, iniciamos una profunda transformación.
  • Fortalecimos nuestro Gobierno Corporativo e iniciamos la modernización de nuestras plataformas tecnológicas.

Todo ello bajo una nueva misión, visión y valores. Misión: Trabajar duro por el bienestar de todos los trabajadores. Visión: Hacer de los trabajadores la principal fuerza financiera del país. VALORES: Responsabilidad: Nuestro compromiso con la Institución nos hace ser congruentes y asumir las consecuencias de nuestras decisiones con firmeza y humildad.

Transparencia: Nos debemos a los trabajadores y por eso nos sentimos orgullosos de nuestros altos estándares y nuestras exigencias para con la ética y la verdad. Equidad: Respetamos a todas las personas por igual, siendo imparciales, justos y generando oportunidades desde la objetividad. Trabajar con pasión: Cada día nos esforzamos, con corazón y alegría, porque sabemos que todo lo que hacemos es para beneficio de los trabajadores.

COMPETENCIAS: Asociadas al valor de Responsabilidad: Cumplimiento: Habilidad para ejecutar las acciones requeridas y concretar los compromisos adquiridos. Autodeterminación: Capacidad de tomar decisiones, proponerse y asumir retos de forma individual y las consecuencias en beneficio del logro de objetivos.

Asociadas al valor de Transparencia: Comunicación 360°: Capacidad para ofrecer reconocimiento, y señalar aspectos a mejorar en el desempeño a todos los grupos de interés. Rendición de cuentas: Capacidad para mantener actualizados y disponibles los registros de información sobre acciones realizadas y resultados obtenidos.

Asociadas al valor de Equidad: Congruencia: Capacidad para expresar lo que se piensa y siente, y alinearlo con lo que se dice y se hace. Tolerancia: Habilidad de generar relaciones según los valores y reglas establecidas, en todo momento y con todas las personas.

Asociadas al valor de Trabajar con Pasión: Solución al Cliente: Capacidad de realizar acciones necesarias con entusiasmo, para exceder las expectativas de los clientes. Sinergia: Habilidad de sumar esfuerzos con otras áreas, dirigidos a un fin común, para brindar satisfacción personal y grupal. Conformación del grupo Financiero BANTRAB Grupo Financiero de los Trabajadores Fue autorizado el 29 de septiembre de 2010, según resolución de la Junta Monetaria: JM-99-2010 y quedó conformado por Banco de los Trabajadores, como empresa responsable del grupo financiero y con el control común del mismo, Financiera de los Trabajadores, S.A.

y Aseguradora de los Trabajadores, S.A. El 29 de mayo de 2018, conforme la resolución de Junta Monetaria: JM-35-2018 se integra Casa de Bolsa de los Trabajadores, S.A. al Grupo Financiero de los Trabajadores. Banco de los Trabajadores Fue fundado en enero de 1966, con la visión específica de servir a los guatemaltecos, y con el firme propósito de estimular el desarrollo y el crecimiento de su nación, a través de sólidas herramientas financieras.

  • En 2010, se convierte en Grupo Financiero Bantrab, según resolución JM-99-2010, de fecha 29 de septiembre, de la Junta Monetaria y queda como empresa responsable del Grupo.
  • Hoy, Bantrab es el sexto banco guatemalteco en volumen de activos y uno de los más rentables del país.
  • Aseguradora de los Trabajadores S.A.

Banco de los Trabajadores adquirió en abril de 2009, el 100% de la participación accionaria de la compañía Seguros Tikal, S.A. En septiembre de 2009, se modificó la razón social de Seguros Tikal, S.A. por Aseguradora de los Trabajadores, S.A. Actualmente, su nombre comercial es Seguros Bantrab y opera en los ramos de Seguros de Daños y Seguros de Vida.

En este último concentra la mayor parte de la cartera. Financiera de los Trabajadores S.A. En julio de 2007, Bantrab recibió la autorización de las autoridades monetarias para registrar Financiera de los Trabajadores, de nombre comercial Fintrab, la cual forma parte del Grupo Financiero de los Trabajadores.

Fintrab es un intermediario en el sistema financiero nacional, que tiene por objeto promover la creación de empresas y fuentes de trabajo, por medio de otorgar soluciones de financiamiento a mediano y largo plazo, de acuerdo con lo establecido en la Ley de Sociedades Financieras Privadas.

  • Casa de Bolsa de los Trabajadores S.A.
  • En febrero de 2013, se constituye Casa de Bolsa de los Trabajadores, S.A., convirtiéndose en miembro de la Bolsa de Valores Nacional, S.A., inscrita en el Registro del Mercado de Valores y Mercancías.
  • En octubre de 2015, inicia operaciones con los servicios de corretaje, negociación de títulos valores y custodia de valores.
See also:  Productos Que Ofrece El Banco?

En junio de 2018, recibe la autorización correspondiente para ser parte del Grupo Financiero de los Trabajadores. Información financiera Estimado cliente en el siguiente link podrá encontrar toda la información financiera de su interés: INFORMACIÓN FINANCIERA Patrocinios El Banco de los Trabajadores está convencido de que fomentar el deporte resulta vital para el bienestar de los guatemaltecos.

Es por ello que, en la actualidad, apoya a la Selección Nacional Masculina de Fútbol, los equipos de la Liga Nacional de Fútbol Aurora FC, Cobán Imperial, Antigua FC y Malacateco, así como a los equipos de Futeca que participan en la 2ª y 3ª división de Liga Nacional. También impulsa el ciclismo a través de bicitours, La Vuelta Bantrab y el evento internacional UCI de MTB Bantrab.

La Organización de Naciones Unidas define el deporte como «la actividad física con una estructura o conjunto de normas acordadas, que permite competir con uno mismo o con un adversario». De ahí que fomentar su práctica sea promover el trabajo en equipo, la disciplina, el respeto y las habilidades necesarias para ser un miembro competitivo de la familia, la comunidad y el país.

Eso, además de contribuir a que los jóvenes se preparen para enfrentar el futuro y ocupar posiciones de liderazgo. Los deportes tienen otros beneficios. Además de incidir directamente en el desarrollo físico y la salud de las personas, también coadyuvan a un mejor rendimiento académico y a reducir conductas delictivas.

Es por todo lo anterior que Bantrab reitera su compromiso con los deportistas guatemaltecos.

¿Qué es un banco y cuál es su función?

La principal función de los bancos es cuidar y canalizar el dinero de ahorradores e inversionistas, a personas que solicitan préstamos para distintos fines, por los que cobra una importancia relevante la función de banca y crédito.

¿Quién fundó el primer banco en Colombia?

El proceso de centralización política y económica que comenzó con la regeneración dio paso a un difícil camino de transformación del negocio bancario y de la política económica que solo culminó en 1923 con la fundación del Banco de la República y la instauración de un modelo de banca central estable en Colombia.

  • Hacia la mitad del siglo XIX el país vive una de sus transformaciones más profundas, en lo que se conoce tradicionalmente como las reformas liberales.
  • Estas comenzaron a tomar forma a partir de 1849 con la abolición de la esclavitud, la división de los resguardos indígenas, la ampliación de las libertades civiles y de prensa, la abolición de la pena de muerte por delitos políticos, la descentralización de la administración y de los impuestos, el mayor control de los gobiernos locales sobre la Iglesia, la supresión de los tribunales eclesiásticos especiales y el desarrollo amplio del sistema de banca libre en Colombia.

El desarrollo de la banca libre en Colombia tuvo diferentes etapas en las regiones, de acuerdo con su capacidad económica, la credibilidad de las instituciones que se crearon y, por supuesto, el apoyo que recibieron del gobierno local y nacional. Así, en Bogotá, durante la década de 1870, la elite comercial y ganadera de la ciudad aprovechó las oportunidades que ofrecía la nueva legislación bancaria para fundar y consolidar un sistema bancario local estrechamente ligado al comercio local y que servía de intermediario con el comercio internacional. En la costa Caribe también se presentó una ampliación de la actividad bancaria. El primer banco que se fundó en Cartagena fue el de Bolívar en 1874. Sus operaciones fueron bastante exitosas durante el radicalismo, pero hacia la segunda mitad de la década de 1880 el Banco Nacional se negó a aceptar sus billetes, pues sus dueños eran notorios opositores al gobierno de la regeneración y tuvo que liquidarse en 1890.

El segundo banco fue el de Cartagena, en 1881, y su principal accionista fue el inmigrante italiano Juan Bautista Mainero y Trucco. En la ciudad se fundaron otros, como el Banco Unión, que ampliaron la oferta de crédito y circulante en la región; sus accionistas provenían del negocio ganadero. En Barranquilla los primeros bancos fueron constituidos por comerciantes que diversificaron sus actividades en otros sectores de la economía.

El más importante fue el Banco de Barranquilla que se fundó en 1873. Diez años más tarde el mayor accionista, Esteban Márquez, fundó el Banco Márquez, una sociedad típicamente familiar y, a diferencia del Banco de Barranquilla, tenía operaciones más restringidas. En Antioquia, con una larga tradición comercial y minera, la necesidad de un «banco provincial» se hizo notar desde 1848, pues la escasez de moneda, debido a la compra de oro para la exportación y a las grandes salidas de capital por cuenta del tesoro, hacía necesaria una institución crediticia que pusiera en circulación billetes para ampliar la oferta monetaria disponible para las transacciones económicas.

  1. En 1871, luego de haberse fundado los bancos de Bogotá y Colombia en la capital, se aprobó la Ley 194 que autorizó la creación en Medellín del Banco de Antioquia.
  2. Parte de su capital provenía de hipotecas sobre propiedades estatales y se le otorgaron importantes privilegios que no le fueron extendidos a los demás bancos, y que lo convirtieron en un banco semioficial.

Además de este importante banco, en 1883 existían ocho establecimientos bancarios en Antioquia: Banco de Antioquia, Banco de Medellín, Banco Popular de Medellín, Banco del Progreso, Banco del Zancudo y tres casas comerciales-bancarias: Restrepo & Cía., Botero Arango e Hijos y Vicente B. Santander fue tal vez el Estado en el que el liberalismo radical tuvo mayor influencia. La actividad bancaria comenzó con la fundación, en 1873, del Banco de Santander. El Banco del Norte se fundó en el Socorro en 1881, y algunos funcionarios gubernamentales utilizaban este banco como depositario del tesoro y aceptaban sus billetes en el pago de impuestos y contribuciones.

En 1882, algunos terratenientes se unieron para fundar el Banco de Pamplona, con el fin de que promoviera la agricultura en la región. El Banco no pudo resistir los efectos de la guerra civil de 1884-1885 y debió ser liquidado tres años después. Al año siguiente se fundó el Banco Prendario de Soto, pero igual que otros de la región, no sobrevivió a los conflictos civiles del siglo XIX.

En general, como en las regiones anteriores, los efectos de dichos conflictos, la caída de las exportaciones tradicionales y las medidas económicas de la regeneración tuvieron un impacto negativo sobre la actividad bancaria santandereana, que no se recuperaría hasta comienzos del siglo XX.

  • La única restricción que tenían estas instituciones, además de las propias de cualquier establecimiento comercial o industrial, era que la emisión debía estar respaldada en un 33% por reservas en metálico.
  • Este sistema llevó a la expansión del crédito, al apalancamiento financiero de nuevos negocios y a la canalización de los flujos de capital regionales, aunque el gobierno perdió el control efectivo de la política monetaria, y se abrió la posibilidad de la especulación financiera y de manejos dudosos en un entorno de poco control y regulación estatal.

En 1880 se dio un giro a la política y a la economía con la elección de Rafael Núñez y el comienzo de lo que se conoce como la regeneración, con la cual se afectó directamente el negocio bancario en el país. La primera reforma importante fue la aprobación de la Ley 39 de 1880, mediante la cual se autorizó al gobierno a establecer un Banco Nacional.

  1. La ley le concedió la emisión exclusiva de billetes hasta por el doble de su capital efectivo, con la garantía de que el gobierno respondería siempre por la solvencia del Banco –condiciones más favorables que las de la banca privada–.
  2. El Banco ejerció su derecho a emitir billetes pagaderos al portador y, en general, se puede afirmar que en función de su derecho a emitir el comportamiento fue moderado entre 1881 y 1884, cuando se desencadenó un proceso de fuertes emisiones.

Sin embargo, el Banco Nacional cumplió, además de sus funciones económicas, una importante función política, pues se constituyó en un instrumento de centralización política y desarrollo del poder del Estado. El comienzo de la guerra civil de 1885 prácticamente paralizó las rentas de aduanas, que se habían convertido desde el radicalismo en la principal fuente de recursos fiscales para el gobierno. La Ley 87 de 1886 reiteró el carácter de moneda legal del billete del Banco Nacional, su recibo forzoso en pago de las rentas y contribuciones públicas, así como en las transacciones particulares. Otro de los mecanismos que utilizó la regeneración en esta misma ley, artículo 15, para implementar el curso forzoso, fue la prohibición de estipular en moneda extranjera los contratos civiles o mercantiles.

  • Esta última medida buscaba afincar uno de los objetivos políticos más importantes del nuevo régimen monetario: la creación de una moneda nacional.
  • Desde 1887 las nuevas disposiciones restringieron las libertades que poseían los bancos privados en materia de emisión y crédito.
  • Con la Ley 57 de dicho año se suspendió el derecho a emitir de los bancos privados, mientras el Banco Nacional gozaba de este privilegio y los billetes en circulación se debían retirar y cambiar por moneda legal.

La instauración del curso forzoso y la reforma bancaria de 1887 afectaron la banca privada, cuyas instituciones se redujeron de cerca de 42 en 1881 a 14 en 1892 y, de 9 bancos que había en Bogotá en 1884 sólo quedaron 4 en 1892. Frente a estos cierres y posiblemente para reducir los costos, el Banco Nacional reselló y puso en circulación billetes impresos por otros bancos.

  1. Estas medidas rápidamente llevaron a que el gobierno se financiara, en buena parte, a través de las emisiones, aunque se trató de garantizar el control de la oferta monetaria con la promulgación de límites legales a las emisiones.
  2. Sin embargo, estos límites no se respetaron al efectuarse emisiones clandestinas que superaban lo que se informaba al público.

A partir de 1885, el gobierno ordenó fabricar billetes para suplir las necesidades de la guerra civil, con lo que las emisiones totales sumaban $3’844.939, registrándose las primeras emisiones ilegales, pues el Decreto 1104 de este año fijaba la emisión en $2´000.000. Aunque la liquidación del Banco Nacional debió terminar en enero de 1895, se invocó una norma que permitía la suspensión del proceso en caso de conmoción interior y, debido a la guerra civil de 1895, el gobierno prorrogó su existencia hasta 1896 cuando fue sustituido por la Sección Liquidadora que era una dependencia del Ministerio del Tesoro.

  1. Más adelante, y de manera irregular, se promulgaron algunas leyes de 1898 que autorizaron a emitir billetes del Banco Nacional, cuando este ya no existía legalmente.
  2. Desde su liquidación en 1895 se imprimieron cerca de $13’000.000 en papel moneda con el nombre del Banco Nacional.
  3. Las emisiones clandestinas produjeron el descalabro del sistema de papel moneda, generando un exceso de circulante que aumentó la inflación.

Este manejo produjo ganancias extraordinarias a un grupo de particulares que se beneficiaron con la venta de papeles de deuda pública, quienes negociaban con el Banco Nacional y que fueron conocidos como «el Gran Comité». La ampliación de la oferta monetaria se desbordó a partir de octubre de 1899 debido a la mayor carga fiscal que significó la guerra de los mil días.

Mediante el Decreto 520 de 1899 se autorizó emitir y poner a disposición de la Tesorería General de la República las cantidades que el gobierno necesitase para el restablecimiento del orden público. Así, se pasó de una situación en la cual, en los diez años que siguieron al establecimiento del curso forzoso en 1886, el monto de los billetes en circulación tuvo un incremento de 4 a 53 millones, a una durante la guerra de los mil días, en la que los medios de pago se incrementaron en cerca de 800 millones, y en 1905 la circulación monetaria ascendió a $847’210.313,10.

El resultado fue una inflación acelerada que llegó a más del 100% anual entre 1900 y 1903, con una cifra récord de 389% en 1901. Esto condujo a una completa anarquía en la determinación de los precios relativos y a una depreciación del peso frente a la libra esterlina cercana al 150% anual entre 1900 y 1902. Es indudable que la regeneración no logró aunar los objetivos de unidad nacional que pretendía defender y el legado que dejó, en especial en sus últimos años, en materia de política monetaria fue desastroso. Ahora bien, es posible pensar que esta situación afectó sólo a los sectores de la economía con mayores niveles de integración al mercado mundial y, en general, a los sectores que operaban dentro de los límites de una economía de mercado y es probable que el cambio abrupto en los precios relativos de los bienes, y los efectos de la devaluación y la inflación, tuvieran un impacto más bien marginal en las economías rurales no vinculadas a los mercados externos.

  1. La tarea de reorganizar el país tras el caos generado por la guerra de los mil días no fue fácil.
  2. Esto debió ser llevado a cabo inicialmente por el presidente Marroquín y luego por el presidente Rafael Reyes.
  3. Este último debió fijar como prioridades, dentro de su programa de gobierno, la agilización del proceso de amortización del papel moneda y un aumento del control sobre las nuevas emisiones de papel moneda en el mercado monetario.

En 1905 se definió como unidad monetaria y moneda de cuenta el peso de oro y en 1907 se estableció como unidad monetaria, y de cuenta de la república, el peso fuerte de oro. De esta manera, tras los enormes problemas monetarios y crediticios con los que finalizó el siglo XIX, se logró establecer un ordenamiento monetario que prevalecería hasta 1923 con una capacidad mayor y más efectiva de influir positivamente en otros sectores de la economía.

La recuperación económica y el reordenamiento monetario no fueron una tarea fácil y fue uno de los principales retos que debió enfrentar el país al inicio del siglo XX. La profunda crisis económica y las secuelas de la guerra harían aún más complejos los programas de reorganización emprendidos por los distintos gobiernos hasta la consolidación definitiva de un sistema bancario y financiero en el cual el Banco de la República sería la piedra angular.

En este sentido, la moneda y la política monetaria se convirtieron en un instrumento de política estatal y, sobre todo, en una herramienta fundamental de intervención del Estado en la política. La constitución y aceptación de una moneda «nacional» no fue una tarea fácil, pues se trasegó un camino que nos llevó desde la privatización completa de la política monetaria durante el radicalismo, a los fallidos intentos de unificación económica y nacional durante la regeneración; hasta el difícil proceso de amortización y conversión que se inicia en las administraciones Marroquín y Reyes, que en últimas condujeron a la unificación monetaria durante el gobierno de Pedro Nel Ospina.

Es claro que la unificación monetaria no apareció en la segunda década del siglo XX, sino que es un debate que comienza desde los gobiernos de Núñez y Caro; sin embargo, no existían las condiciones necesarias para poder llevar a cabo, en su totalidad, las reformas necesarias para tal fin, bien por el mismo tamaño del mercado interno y del mercado de capitales del país, como por la volátil situación política que vive el país en la segunda mitad del siglo XIX.

Es muy probable que las amargas lecciones aprendidas por los errores y la indisciplina monetaria marcaran un norte reflexivo en el diseño del sistema de banca central a partir de las recomendaciones de la Misión Kemmerer, y no es gratuito que buena parte del esfuerzo institucional estuviera dirigido a delinear una política monetaria y cambiaria con estrictos controles y que se acompañara de la creación, no sólo del Banco de la República, sino de instituciones como la Superintendencia Bancaria, la Contraloría, y el ordenamiento de un sistema de contabilidad nacional, lo que configuraría, junto con las reformas llevadas a cabo por los gobiernos liberales entre 1930 y 1946, el inicio de la intervención moderna del Estado en la economía colombiana.

  • Hernández, A. (2001). La moneda en Colombia. Bogotá, Villegas Editores.
  • Avella, M. (1987). Pensamiento y política monetaria en Colombia (1886-1945). Bogotá, Contraloría General de la República.
  • Bustamante, D. (1980). Efectos económicos del papel moneda durante la Regeneración. Bogotá, La Carreta.
  • Meisel, a., & López, A. (1990). «Papel moneda, tasas de interés y revaluación durante la Regeneración». En El Banco de la República: antecedentes, evolución y estructura (págs.67-102). Bogotá, Banco de la República.
  • Torres, G. (1945). Historia de la moneda en Colombia. Bogotá, Banco de la República.
  • Romero, C.A. (1994). «La banca privada en Bogotá (1870-1922)». En F. Sánchez, Ensayos de historia monetaria y bancaria de Colombia (págs.267-304). Bogotá, Tercer Mundo.
  • Botero, M.M. (1985). «Instituciones bancarias en Antioquia (1872- 1886)». Lecturas de Economía (17), 43 147.
  • Correa, J.S. (2009). «Banca y región en Colombia, 1850-1880». Revista de Economía Institucional, 11 (21), 161-178.
  • Correa, J.S. (2009). «Del Radicalismo a la Regeneración. La cuestión monetaria (1880-1903)». Revista de Economía Institucional, 11 (21), 161-178.
  • Correa, J.S. (2010). Moneda y nación: del federalismo al centralismo económico en Colombia (1850-1922). Bogotá, CESA.
  • Correa, J.S. (2009). «Política monetaria y bancos en Colombia: del federalismo al centralismo económico (1880-1922)». Cuadernos de Administración, 22 (38), 291-310.

Este tope a las emisiones, que funcionaba sobre la base del «honor» de quienes debían hacerlo respetar, y su monto, se estableció calculando una proporción entre las emisiones y el movimiento económico del país, representado por el monto de las rentas públicas. La proporción de papel moneda obedecía, entonces, a una relación con el importe total de las contribuciones públicas.

  1. Banco de Bogotá, primer banco de la capital fundado en 1870. Grabado de Ricardo Moros Urbina. Papel Periódico Ilustrado,1884-1889.
  2. 50 centavos, Banco del Departamento de Bolívar, 1888. Colección Banco de la República.
  3. Folleto publicado por Judas Tadeo Landínez para defender sus actuaciones, Bogotá, 1842.
  4. Reverso de un billete de $500 del Banco Nacional, febrero de 1900. Entre otras, lleva la firma del ministro del tesoro, M. Vargas.
  5. Bono de 500 libras esterlinas de la deuda externa de los Estados Unidos de Colombia, 1873.
  6. Bono del empréstito forzoso para la guerra con el Perú. República de Colombia, noviembre 1 de 1932. Colección Banco de la República.
  7. Fragmento de un bono del empréstito de la República de Colombia por $500 libras esterlinas, marzo 13 de 1822. Colección Museo Nacional de Colombia. Reg.1793.3

¿Cuando surgen los banqueros?

Banquero, un oficio de origen medieval El auge del comercio en la Europa del siglo XII propició el nacimiento de mercaderes que hacían negocios con las monedas de metal. Los historiadores estamos en plena lucha por mostrar una desligada de los prejuicios y aspectos peyorativos que la acompañan.

Deberíamos empezar por cambiarle el nombre a ese período que transcurre desde el siglo V al XV, pero, ante una realidad demasiado asentada, lo que sí podemos hacer es cambiar el concepto y que el gran público deje de percibir los siglos medievales como una era oscura y supersticiosa que supuso un retraso en el desarrollo de las sociedades, solo superado con la llegada del Renacimiento.

Nada más lejos de la realidad. De hecho, solo se necesita una mínima reflexión para comprobar que tal afirmación es errónea, pues para que se diera el Renacimiento, forzosamente se tuvieron que dar procesos que lo impulsaran. Estos, irremediablemente, nacieron en la Edad Media.

Entre otros muchos ámbitos que tienen su desarrollo hasta nuestros días, el medievo fue el tiempo en el que se originó la banca. A partir del siglo XII, Europa Occidental o, según se identificaba por entonces, la Cristiandad, vivió el inicio de un auge del comercio que solo ha hecho aumentar hasta la actualidad.

Con las fluctuaciones típicas de la economía y sus coyunturas, sí, pero el sector con mayor peso cualitativo ya no dejó de ser el comercio, hasta llegar a los grandes magnates, los más ricos y poderosos de nuestros días. Digamos que fue a partir de entonces cuando empezó a ser más importante para las ciudades una buena plaza y un buen puerto, que una muralla.

Este proceso histórico tiene su comienzo en la baja Edad Media y cuenta con dos factores fundamentales: las ferias y los intercambios a larga distancia, Ambos elementos empezaron a desarrollarse a partir del siglo XII, sobre todo con ferias tan destacadas como las celebradas en Champaña, el norte Italia y las ciudades flamencas y castellanas.

Ya fueran por tierra, río o mar, multitud de personas se congregaban en estas ferias, participando en una red comercial cada vez más amplia y compleja. Esta situación generó una nueva necesidad : para pagar en estas ferias se necesitaban monedas de metal, difíciles de transportar y peligrosas de portar ante los posibles asaltos de piratas y ladrones.

Y donde hay una necesidad, hay una oportunidad de negocio. Mucho antes que el banquero ya existía el oficio de prestamista, Se encargaban de prestar dinero a corto plazo a clientes en momentos de dificultad, a cambio de un objeto empeñado del mismo valor que el préstamo. Pero según entendemos el concepto moderno de «banquero», estos realizan negocios solo con dinero.

Es decir, los banqueros venden y protegen dinero. En este sentido, estaban más cerca de ser banqueros los orfebres y artesanos que portaban cajas fuertes y, en las ferias, los mercaderes les pagaban una cuota para que custodiaran sus monedas. Con todo, había un oficio que evolucionó hasta ser considerado un banquero: el cambista,

  • El comercio extendido por la Cristiandad medieval recorría diversos estados, reinos y sistemas políticos, cada uno de ellos con su propia moneda.
  • Había que entenderlas para poder compararlas y establecer equivalencias para intercambiarlas.
  • A esa labor se dedicaban los cambistas: «Establecidos en las grandes ferias, ante las mesas o bancos sobre los que realizaban sus operaciones, influían poderosamente en las fluctuaciones de valor del oro y de la plata, aceptaban depósitos, concedían préstamos y realizaban transferencias».

A mediados del siglo XII, aparece en Génova por primera vez el término » bancheri «, en relación al lugar donde operaban estos cambistas, quienes convirtieron la letra de cambio en un instrumento de crédito. «El prestamista y su esposa», (1514) del artista flamenco Quentin Massys.

  1. El prestamista y su esposa», (1514) del artista flamenco Quentin Massys.
  2. La letra de cambio nació como un documento firmado ante notario por el que un deudor se comprometía a pagar lo que debía a su acreedor en otra feria posterior.
  3. El mismo documento propició el origen del crédito y el papel moneda.

La labor de los cambistas conoció un auge relativamente rápido y pasó de tener mercaderes como clientes a operar con estados y la Iglesia, que utilizó sus servicios como tesoreros y recaudadores, No debemos olvidar que por entonces la Iglesia, entre muchas cosas, era la mayor empresa del mundo.

Pero en cuanto a los préstamos, eso de cobrar un interés estaba mal visto por los eclesiásticos, relacionado con el pecado de la usura. Sin embargo, si existía la ley (canónica), también ingeniaron la trampa. Las letras de cambio se usaban de una feria a otra, los cambistas tenían en cuenta los distintos valores de una moneda a otra y hacían las cuentas para, una vez realizada la transacción, percibir un beneficio con el cambio: asistimos así a una operación de crédito,

Del norte de Italia salieron las familias de más destacadas de los siglos XIV y XV. Extendieron sus agentes por toda la Cristiandad, permitiendo a los clientes acceder a las operaciones en los diferentes centros de negocios. La letra de cambio podía canjearse en la feria que quisieras: asistimos así al uso del papel moneda,

Los banqueros comenzaron a expandir sus perspectivas, apoyando empresas cada vez más ambiciosas. Llegaron a invertir en las expediciones marítimas que terminaron por descubrir el Nuevo Mundo y sus oportunidades de negocio, estuvieron vinculados al desarrollo de las ciudades, fueron importantes mecenas del arte y, en definitiva, un elemento esencial de la evolución compleja e imparable del comercio en la (para nada oscura) Edad Media.

Le Goff, J.2014. Mercaderes y banqueros de la Edad Media. Alianza. Valdaliso, C.2007. Banqueros: el nuevo oficio de la Edad Media. Historia National Geographic 36, 18-22. : Banquero, un oficio de origen medieval

¿Qué es ser un banquero?

El banquero es la persona dedicada al negocio de intermediación financiera. Es decir, se trata del propietario o director de una entidad donde se puede depositar dinero o solicitar un préstamo, La actividad del banquero también incluye grandes transacciones en el mercado de capitales,

Asimismo, abarca la asesoría en inversiones para individuos de alto patrimonio. Para ser más precisos, todos los miembros de la junta general de socios de una institución financiera pueden ser llamados banqueros. Igualmente sucede con los gerentes cuya función es tomar decisiones desde el directorio de la compañía.

A veces también se utiliza el término banquero para denominar a los encargados de la relación comercial y asesoramiento en un banco.

¿Qué personaje en la historia se conoce como el primer banquero y en qué consiste su actividad de operación?

El primer banquero del mundo 24 may 2015, Actualizado a las 05:00 h. El martes pasado, los accionistas del banco estadounidense JP Morgan Chase votaron para aprobar los sueldos de los altos ejecutivos de la compañía. El director general de la empresa ganará 20 millones de dólares y sin embargo esa no fue la noticia.

La noticia fue que el 39 % de los accionistas, un porcentaje mucho más alto que nunca, había votado en contra de que Jamie Dimon se llevará todo ese dinero. Y eso fue la noticia, porque Jamie Dimon es a la banca estadounidense lo que Dios a la Biblia. Se le conoce en su país, EE. UU., como «el principal banquero del mundo».

See also:  Que Banco Tiene La Mejor Tasa De Interés Para Ahorrar?

Un financiero que, incluso en los años duros de la reciente crisis y en medio de las turbulencias que han sacudido a la banca, se convirtió casi en una estrella. Pero quizá como las estrellas, la vida profesional de los banqueros se apaga algún día. Jamie Dimon es un neoyorquino de origen griego que lleva la banca en los genes.

  1. Su abuelo, que emigró desde Grecia a Estados Unidos, ya era banquero.
  2. Su padre y su hermano mayor se han dedicado a las inversiones en Wall Street.
  3. Tras acabar sus estudios de negocios en Harvard, el financiero Sandy Weill convenció a Dimon para que se fuera a trabajar con él a American Express y rechazara las ofertas de trabajo, con salarios mucho más altos, que tenía de varios bancos como Goldman Sachs o Morgan Stanley.

Jamie Dimon no solo hizo eso sino que cuando Weill dejó American Express se marchó con él. Juntos comenzaron a levantar una pequeña compañía financiera que mediante fusiones y adquisiciones acabaría, en 1998, formando el mayor conglomerado de servicios financieros creado hasta ese momento: Citigroup.

  • Pero ese mismo año, Dimon abandonó Citigroup.
  • Esa salida de la compañía que había ayudado a crear estuvo rodeada de especulaciones.
  • La mayoría decía que había sido su propio mentor, Weill el que le había señalado la puerta de salida porque quería promocionar a su propia hija dentro del banco.
  • Ocho años más tarde, Jamie Dimon admitía en una entrevista las razones de su marcha de Citigroup: en efecto, Sandy Weill le había despedido.

Pero a partir de ahí, Jamie Dimon entró en la vía que le iba a conducir a convertirse en el primer banquero del mundo. Eso sí, después de tomarse algo más de un año sabático en el que estuvo reflexionando sobre lo que quería hacer a partir de entonces con su vida.

  • Las alternativas que barajó fueron escribir libros, criar a sus hijos en casa o dar clases.
  • Y en el año 2000 tomó una decisión: «Lo que sé que mejor hago tiene que ver con los servicios financieros, y soy bastante bueno en eso».
  • Así que, tras los meses de descanso y reflexión, volvió a lo suyo.
  • En el año 2000 fue nombrado director ejecutivo del banco Capital One, que en ese momento era la quinta entidad financiera en importancia de Estados Unidos.

Cuando cuatro años más tarde, JP Morgan compró Capital One, Dimon se convirtió en presidente de la organización nacida de la unión de los dos bancos. En el 2005 ascendió a director ejecutivo de JP Morgan Chase y un año más tarde era nombrado presidente de la junta directiva.

Ya tenía todo el poder. Y además eran años de bonanza. En el 2008 estalló la crisis y afectó gravísimamente a las compañías financieras. Y sin embargo, desde entonces JP Morgan Chase se ha convertido en el primer banco estadounidense. Mientras el resto de sus colegas llevaban sus compañías a la bancarrota, a terribles pérdidas o a sobrevivir con rescates gubernamentales, JP Morgan Chase no solo resistía sino que avanzaba.

Así que no es extraño que a Dimon se le mire en Estados Unidos como a un mago. En el 2008, JP Morgan sí recibió dinero del Gobierno estadounidense para el rescate bancario, 25.000 millones de dólares. Era el más sano de los nueve grandes bancos estadounidenses y, sin embargo, recibió ese préstamo.

Pero las razones detrás de ese apoyo no tenían que ver con su situación sino con la de los demás. El banco que dirigía Jamie Dimon aceptó, o más bien fue obligado por el secretario del Tesoro a aceptar, ese aparente rescate porque el Gobierno estadounidense no quería destacar tan claramente los bancos que sí tenían graves problemas de capital.

Es decir, si en ese momento se hubiera sabido que Dimon sí lo había hecho bien y su banco estaba sufriendo la contaminación de los activos tóxicos en mucha menor medida que los demás, hubiera sido demasiado evidente que los otros banqueros lo habían hecho muy mal.

  1. Es decir, el Ejecutivo norteamericano aparentó que el problema era común, es decir que les afectaba a todos, para intentar que ninguno más fuera a la quiebra como había ocurrido aquel mismo mes de septiembre con Lehman Brothers y prestó dinero, de forma pública, a los nueve grandes bancos del país.
  2. Así que Dimon se tragó los 25.000 millones.

Claro que las cosas comenzaron a verse tal y como eran cuando al año siguiente, todavía en medio del desastre, JP Morgan hizo público que durante el 2008 no solo no había perdido dinero sino que había ganado 5.000 millones de dólares. Lo dejó claro. Un demócrata elogiado por Obama La forma en la que JP Morgan sorteo la crisis del 2008 y las posturas demócratas de Jamie Dimon fueron suficientes como para que tras la llegada de Barack Obama a la Casa Blanca su nombre estuviera en todas las quinielas para ocupar la Secretaría del Tesoro.

  1. No fue él, fue Timothy Geithner.
  2. Pero, otra vez cuando Geithner dejó el Gobierno en el 2013, el nombre de Dimon volvió a sonar como su sustituto.
  3. Aunque tampoco fue elegido en esa ocasión.
  4. Pero que no le haya nombrado no quiere decir que Obama no considere a Dimon un buen financiero.
  5. Y además lo reconoce en público.

En el 2012, en una entrevista en televisión, el presidente norteamericano respondió a la actriz Whoopy Goldberg que acusaba al banco de irresponsabilidad: «JP Morgan es uno de los bancos mejor gestionados que hay y Jamie Dimon es uno de los banqueros más inteligentes que tenemos».

Una carta sobre el cáncer El año pasado, a Dimon le diagnosticaron cáncer de garganta. Él mismo se encargó de escribir una carta a los trabajadores del banco en la que lo explicaba. Aseguraba que el pronóstico era bueno y hasta detallaba los ciclos de quimioterapia que necesitaba. Todo salió bien y parece totalmente recuperado de la enfermedad ahora.

La revista Time lo eligió entre las cien personas más poderosas del mundo en los años 2006, 2008, 2009 y 2011. Precisamente, ese año, 2011, el salario del CEO de JP Morgan Chase fue noticia: 23 millones de dólares. Nadie en su sector había llegado nunca a tanto.

  1. El problema es que a partir de entonces algunas cosas cambiaron.
  2. Para empezar, las autoridades estadounidenses comenzaron a investigar prácticas bancarias que consideran ilegales y en ellas estaba implicado también el banco que dirigía Dimon, no solo él, pero él también.
  3. Multas por cobros excesivos en hipotecas; acusaciones de manipulación del mercado de la energía; la participación en la venta de productos financieros elaborados a partir de las hipotecas basura que provocó la crisis del 2008 y también la acusación de la Fiscalía estadounidense de prácticas corruptas en China, donde el banco habría contratado para sus oficinas a hijos de la élite del Gobierno de Pekín para obtener favores, una práctica que la ley estadounidense persigue aunque se realice fuera de sus fronteras.

En el 2013, el salario de Dimon bajó a 20 millones de dólares, el mismo que recibiría en el 2014. La diferencia es que hasta ahora cuando los accionistas votaban ese salario, los que lo aprobaban eran el 90 % y el pasado martes cayó hasta el 61 %. En los próximos meses se sabrá si Dimon ha dejado o no de ser el «principal banquero del mundo».

¿Qué hacian los banqueros?

Especial banqueros La figura del banquero ha existido desde tiempos inmemoriales. La banca moderna, tal como hoy la conocemos, nació en el siglo XX. Sin embargo, podemos decir que la actividad bancaria se remonta muchos años atrás, más allá incluso del siglo XV, época en la que la banca cobró especial relevancia por el auge del comercio.

  • Han podido pasar cientos de años y su esencia se mantiene.
  • El banquero es esa persona que ayuda a sus clientes a tomar las mejores decisiones para su empresa.
  • El conocimiento que tiene de ellos y del sector al que pertenecen es crucial a la hora de asesorarles en momentos decisivos para la evolución de la compañía: la compra y/o venta de activos estratégicos; la compra, venta o fusión de la propia empresa con otras; o decisiones tan relevantes como una salida a bolsa.

También es una figura fundamental en la toma de decisiones de financiación e inversión de sus clientes, aportando una experiencia que les permite adoptar las mejores soluciones para sus necesidades financieras. El área de banca de inversión del Grupo BBVA cuenta con 165 banqueros para atender a las empresas y grandes corporaciones.

Son profesionales de hasta 30 nacionalidades, ubicados en 22 países, que aportan conocimiento local y global para ejecutar las operaciones nacionales e internacionales de los 1450 clientes gestionados activamente desde el área de banca de inversión. Bienvenidos al mundo de los banqueros. Dentro de la banca de inversión, cuyos principales clientes son grandes empresas, inversores institucionales —como bancos, compañías de seguros o fondos de pensiones— y organismos públicos, el banquero es el punto de contacto entre el banco y el cliente, siendo la cara y los ojos de la entidad a la que representa.

Su rol es clave para que el banco se convierta en socio estratégico del cliente, creando relaciones sólidas y a largo plazo con el fin de lograr unos objetivos comunes. Para ello, es necesario entender sus necesidades financieras, comprender los distintos mercados, productos y sectores, y acompañarles en su proceso de transformación y de toma de decisiones,

Al mismo tiempo, desempeña una función esencial a la hora de cubrir las necesidades operativas y transacciones habituales del día a día de las empresas para establecer la estrategia de gestión de cobros, pagos, comercio y gestión de activos. Para el banquero de BBVA, el cliente constituye el centro de su actividad,

Se construye un círculo virtuoso alrededor del cliente que se genera a través de la anticipación e identificación de sus necesidades; la transparencia a la hora de abordarlas; una propuesta de soluciones adaptada y adecuada; y una gestión cuidadosa de la información.

  • Generar credibilidad y confianza es el objetivo final.
  • Tiene que encontrar el equilibrio entre dar respuesta a las necesidades actuales y futuras de financiación y de inversión del cliente; y, a la vez, asegurar una adecuada rentabilidad y gestión del riesgo para el banco,
  • Dentro del banco, es la persona que tiene que satisfacer los intereses del cliente y quien gestiona y coordina su herramienta principal desde el punto de vista de riesgos: su,

Ese programa es la hoja de ruta que permite analizar y conjugar dos aspectos: las necesidades financieras del cliente en los próximos doce meses y cómo va a participar el banco en la gestión de dichas necesidades. Estas necesidades y su nivel de complejidad varían en función de la distinta tipología de clientes a los que los banqueros de banca de inversión dan servicio. El Niño Que Creo Su Propio Banco

    • Bancos, compañías de seguros y gestores de activos.
    • Sus principales necesidades son de inversión y soluciones transaccionales.
    • BBVA atiende a más de 250 grupos.
  • Grandes multinacionales de diferentes sectores con necesidades de inversión sofisticadas. BBVA da servicio a casi 1.000 grupos.
    1. Bancos centrales, fondos soberanos y agencias subnacionales y supranacionales.
    2. Sus necesidades son similares a las de los clientes institucionales.
    3. BBVA gestiona más de 100 clientes de este tipo.
  • Fondos de ‘private equity’, de infraestructuras, fondos de pensiones y fondos soberanos que lideran la gran mayoría de las operaciones de inversión en activos de infraestructuras y energía. BBVA gestiona más de 100 grupos.
  • y clientes que, sin pertenecer a banca mayorista también tienen necesidades de productos de banca de inversión.

Los clientes de banca de inversión son, en general, muy sofisticados, Cada vez más. Tras las últimas crisis financieras, muchas compañías se han tenido que reinventar hasta el punto de que sus orígenes son hoy en día irreconocibles. Sus necesidades también han evolucionado, por eso ahora existen productos que hace diez años no existían; bien porque los bancos los han ido modificando o porque son productos de nueva creación que han surgido para cubrir nuevas necesidades.

Los banqueros, junto al resto de la entidad, acompañan a los clientes en la transformación que están viviendo sus industrias, asesorándoles como socio financiero en su toma de decisiones. Algunos ejemplos claros de cómo la agenda global marca las necesidades y la oferta financiera son la sostenibilidad, la transformación digital y la intensificación de la regulación financiera.

Hoy en día la sostenibilidad está en la agenda estratégica de todos los CEOs. Hablamos de mejorar el mundo, de conseguir un desarrollo social y ambiental de impacto positivo, y de conseguir que la rentabilidad de las compañías hoy sea sostenible mañana.

  • Sin duda, los bancos tienen que estar a la altura de las necesidades de sus clientes, acompañándolos en la transición hacia un futuro sostenible.
  • En esta línea, BBVA anunció en 2018 su con el que tiene como objetivo movilizar 100.000 millones de euros hasta 2025 para luchar contra el cambio climático.

El banco es pionero en financiación sostenible y cuenta con un tanto para sus clientes mayoristas como para los minoristas. Por otro lado, está la, La industria financiera ha llevado a cabo un proceso de innovación, tanto en lo referente a como a la digitalización de las soluciones ya existentes para mejorar la experiencia de los clientes.

  1. De este modo, la banca mayorista hace uso de las ventajas que ofrece la tecnología y sus avances, dotando de mayor agilidad y transparencia a sus productos,
  2. Otro cambio relevante que ha condicionado a la industria financiera tiene que ver con el hecho de que este sector ha pasado por una crisis que ha provocado un endurecimiento de la regulación, los requisitos de capital sobre los balances y el proceso de supervisión de las entidades.

La regulación tiene un objetivo claro: reforzar la robustez del sistema bancario y reducir el riesgo financiero sistémico, No obstante, adaptarse a una, requiere tiempo y mucho esfuerzo de las entidades financieras y también supone un impacto en sus negocios y estrategias corporativas.

  1. Y esto, sin duda, añade un reto adicional al día a día del banquero.
  2. Por último, hay que tener en cuenta el proceso de transformación global que está experimentando nuestro mundo y cómo éste afecta a compañías y sectores.
  3. Para poder ofrecer la mejor solución a las necesidades del cliente, el banquero se apoya en las, en la inteligencia colectiva y en el uso de los datos.

Sú máxima es trabajar de forma mucho más colaborativa, tal como lo harían el patrón y los tripulantes de una embarcación. Sus valores, en línea con el, son: trabajar como un solo equipo, poner al cliente en el centro y pensar en grande. El Niño Que Creo Su Propio Banco En un contexto tan cambiante y exigente como el actual, para tratar con unos clientes tan sofisticados se necesitan una serie de capacidades y herramientas clave para que el banquero pueda desarrollar su labor con éxito: comunicación efectiva, anticipación y capacidad de negociación.

  1. La capacidad de comunicación es básica : se necesita ser directo y conciso pero a la vez explicar bien los productos y detalles de la operación en un lenguaje claro y sencillo.
  2. Su alto nivel de interlocución le lleva a relacionarse con la alta dirección, tanto en la esfera del cliente como en el banco.

Para alcanzar una comunicación efectiva son esenciales la empatía y la capacidad de relación e interlocución con la gente. En su misión de aportar valor al cliente, tiene que ser capaz de sorprenderle anticipándose a sus necesidades. Eso supone que ha de ser curioso; ser capaz de conseguir información más allá de las herramientas habituales; preguntar y hablar con los expertos (sectoriales, regulatorios, de análisis, etc) para poder entender y explicar luego al cliente todos los conceptos y los productos, y asegurarse de que los entienda.

Este aspecto es clave para convertirse en el asesor financiero del cliente, añadiendo valor real al diálogo estratégico con él. Del mismo modo, el banquero tiene que demostrar competencia en la negociación tanto hacia dentro como hacia fuera, ya que actúa como correa de transmisión cliente-banco. Esto quiere decir que debe cuidar los intereses de su cliente dentro del banco consiguiendo las mejores soluciones y condiciones para él y, al mismo tiempo, también debe velar por que el cliente y las operaciones que realiza cumplan con los criterios de rentabilidad y riesgos establecidos por el banco.

Peruano de 13 años crea el primer banco ecológico para niños y jóvenes

Esta competencia es clave para generar credibilidad y confianza tanto con el cliente como dentro del banco. El Niño Que Creo Su Propio Banco

  • Visión holística de su cliente
  • La experiencia acredita capacidad y confiere fiabilidad al banquero
  • Estar permanentemente actualizado e informado se convierte en el principal desafío
  • La capacidad de comunicación es indispensable
  • Capacidad de asesoramiento en un amplio abanico de materias
  • Ambición, carácter y ‘auctoritas’ son rasgos determinantes para ser un buen banquero
  • Nivel de interlocución tal que le lleva a relacionarse con la alta dirección

Además, el banquero debe tener una visión holística del cliente : tiene que conocer su actividad; su modelo productivo y de negocio; quiénes son sus clientes, sus proveedores y sus empleados. También ha de tener un conocimiento muy profundo de sus productos, de las plataformas en las que el cliente opera, del sector y de su regulación.

  1. Esto es imprescindible para poder acompañarle y tener una conversación estratégica con él de igual a igual,
  2. Todo ello siendo muy cuidadoso con la información recibida, respetando la confidencialidad de la misma.
  3. De hecho, este es uno de los mayores desafíos a los que se enfrenta el banquero, que, ante los incesantes avances normativos, de procedimientos y cambios en los mercados, debe estar permanentemente actualizado e informado.

Y no sólo eso. También tiene que estar siempre al tanto de la situación económica y geopolítica que afecta a sus clientes para mantener su credibilidad y acompañarlos en su proceso de transformación. La experiencia es un grado, sin duda. La experiencia acredita capacidad y confiere fiabilidad, el banquero debe ser transparente, consistente, predecible y coherente.

  1. Por eso, habilidades como la empatía, las relaciones interpersonales y la capacidad de identificar qué demanda el cliente, son esenciales.
  2. No tiene que ser conformista, es proactivo; trabaja para fortalecer la relación con el cliente; gestiona adecuadamente los intereses de los distintos equipos del banco para que las operaciones se cierren con éxito y motiva a los equipos.

Ambición, carácter y ‘auctoritas’ son otros rasgos determinantes para ser un buen banquero. Los romanos la definían como una cualidad moral que se conquista mediante la adhesión, la persuasión y la convicción del buen ejemplo de alguien sobre otro. Actualmente se puede definir como prestigio ganado, y capacidad de influencia también.

  1. En su caso, el banquero moviliza a muchas personas dentro de la organización.
  2. Esta ‘auctoritas’ es fundamental a la hora de ganarse la confianza de los equipos y del cliente.
  3. Las herramientas son, asimismo, elementos esenciales en la transformación del rol del banquero.
  4. La influencia de las nuevas tecnologías es indudable en esa evolución ya que han permitido sistematizar una información que antes estaba mucho más dispersa.

Las plataformas de seguimiento del cliente, que permiten centralizar los contactos y su información, han mejorado notablemente, lo que facilita el diálogo no sólo con el cliente, sino también con los equipos de producto y de otras geografías. Pero no podemos obviar que situaciones como la crisis del COVID-19 suponen un reto importante para todos, también para los equipos de BBVA y sus clientes.

  1. Ante una situación nueva y difícil, como ha sido esta, el banco ha sido capaz de adaptarse en tiempo récord al nuevo entorno,
  2. Contar con plataformas de seguimiento de clientes y con nuevas tecnologías han permitido una mayor capacidad de anticipación y reacción.
  3. Los banqueros, de forma proactiva, a través de reuniones telemáticas, han seguido estando muy cerca de los clientes, mostrándoles el apoyo y el compromiso del banco, y cubriendo sus necesidades con las mejores soluciones.

Al mismo tiempo, se ha mantenido la coordinación con las áreas de producto, legal y riesgos para priorizar y dar una respuesta rápida a nuestros clientes. BBVA lleva tiempo implementando nuevas formas de trabajo como las en toda la organización. Los banqueros fueron pioneros en trabajar como equipos multidisciplinares, orientados a proyectos concretos con fecha de entrega.

  • Actualmente se desarrollan sesiones ‘agile’ con equipos de producto y otras áreas de apoyo para hacer estudios monográficos para los principales clientes de cada segmento.
  • Ahí tratan de identificar posibles carencias, áreas de mejora, oportunidades no detectadas o, si hay problemas, soluciones.
  • En suma, se crean equipos multidisciplinares con especialistas de producto, banqueros y geografías, todos alineados para perseguir las mismas oportunidades, con los mismos clientes y hacerlo de una manera sistemática y con unos plazos muy concretos.

El objetivo es aplicar el «menos es más»: aprovechar más el tiempo con los clientes para brindarles más valor añadido, El Niño Que Creo Su Propio Banco Luis Enrique Rodríguez Banquero responsable de liderar el conocimiento de un sector específico en distintos productos y geografías. Se encarga de compartir el conocimiento en la organización, asesorar a los clientes aportando una visión global de las dinámicas y tendencias del sector e identificar y generar nuevas oportunidades de negocio, centrándose en la comprensión de las decisiones estratégicas.

  • Experto sectorial
  • Visión global de su sector
  • Identificar nuevas oportunidades de negocio
  • Guiar y apoyar a otros banqueros

El Niño Que Creo Su Propio Banco Olga Eguilior El banquero global es el responsable de la gestión global de la relación con los clientes, es el vínculo entre BBVA y el cliente. Colabora de forma estrecha con los banqueros locales y áreas de producto con el objetivo de maximizar el negocio en todas las geografías fomentando la venta cruzada y el negocio transfronterizo o ‘cross border’.

  • Maximizar el negocio en productos y geografías
  • Fomentar el negocio transfronterizo o ‘cross-border
  • Foco en necesidades del cliente y su estrategia
  • Responsable último de la asignación de recursos

El Niño Que Creo Su Propio Banco Alba Villaverde Banquero especializado en productos y servicios transaccionales de gestión de flujos de efectivo y financiación de circulante. El banquero transaccional es responsable de una cartera de clientes multinacionales, tanto nacionales como internacionales, para la venta y postventa de productos y servicios transaccionales de gestión de los flujos de efectivo y la financiación de circulante de clientes de la división de banca de inversión.

  • Alta capacidad comercial y de asesoramiento
  • Foco en la generación de ingresos recurrentes
  • Originador de oportunidades de negocio
  • Coordinación y trabajo en equipo

El Niño Que Creo Su Propio Banco Noelia Hilara Banquero que asesora a medianas empresas y corporaciones en operaciones de valor estratégico. Es responsable de asesorar al segmento de mediana empresa y corporaciones en operaciones de valor estratégico, a través de productos de banca de inversión que, en la mayoría de los casos, no forman parte de su actividad recurrente.

  • Asesoramiento multiproducto de banca de inversión
  • Conocimiento de mercado
  • Facilitador para clientes y productos
  • Impulso de la venta cruzada o ‘cross-sell’

Siempre al día, con la cabeza repleta de información, la rutina de un banquero no es tarea fácil. Su trabajo no consiste simplemente en sentarse frente a un ordenador y esperar a que las oportunidades de negocio lleguen, sino que incluye una serie de tareas que, a menudo, le empujan a desplazarse fuera de la oficina : desde los encuentros con clientes hasta las citas ante notario para firmar operaciones.

Si se suman las numerosas llamadas de teléfono y las reuniones con el resto de equipos, nos encontramos ante el hilo conductor del banco, el encargado de hacer que las cosas pasen. Mantiene un diálogo recurrente y continuo con el cliente y adopta una actitud proactiva, lo que le permite identificar las oportunidades de negocio.

Para ello, realiza un análisis en profundidad del cliente y del mercado, al mismo tiempo que se comunica con los equipos de legal y soporte, como pueden ser riesgos, regulación, marketing o comunicación, e involucra a producto desde el principio: bonos, préstamos, banca transaccional, M&A o equipos de mercados, entre otros.

La información recabada sobre el cliente se comparte con las áreas de producto y las diferentes geografías para contrastar la viabilidad de la oportunidad previamente identificada, Tras evaluar y analizar las opciones posibles, el banquero plantea aquella propuesta de solución que mejor se adaptaría al cliente.

Una vez validada la propuesta con los equipos implicados, se procede a la preparación, que tiene que reflejar el conocimiento sectorial, el del cliente y que se nutre también del diálogo abierto y recurrente con los equipos de producto, Como gestor de relación, tiene que velar por que el cliente esté lo más satisfecho posible y asegurarse de que el escenario planteado sea el óptimo para él.

  1. El siguiente paso es presentar esa propuesta al cliente, organiza la reunión normalmente en sus oficinas y decide qué personas deben asistir por cada una de las partes teniendo en cuenta también su nivel de interlocución, para generar una situación de confianza y de fluidez en la conversación.
  2. La oferta que se le plantea al cliente es el reflejo de la relación que el banco quiere establecer con él, debe ser transparente y agnóstica.

Hay que proponer el producto que mejor se ajuste al cliente. Tras recibir los comentarios que aporta el cliente durante la reunión, se realizan los ajustes pertinentes sobre la propuesta inicial, se procede a la validación interna y se prepara una oferta en firme, siempre teniendo en cuenta la rentabilidad.

Una vez aceptada internamente, el banquero junto a los representantes de producto ya están listos para personarse en las oficinas del cliente para presentar la oferta y sus condiciones. La responsabilidad de que la firma del contrato se formalice recae sobre el banquero, El proceso de firma depende del, así como del tipo de producto.

Se comparte el contrato con los equipos de legal del banco para que lo revisen, den sus comentarios —si los tienen— y, por último, se proceda a la firma. Se ha cerrado la operación pero el diálogo no cesa. Sigue habiendo un contacto contínuo con el cliente, acompañándole y haciéndole nuevas propuestas allí donde ve que puede optimizar su programa financiero. El Niño Que Creo Su Propio Banco «Nuestro objetivo es ser el banco de referencia de nuestros clientes fomentando el diálogo estratégico y acompañándoles en su proceso de transformación hacia un futuro más sostenible». : Especial banqueros

Adblock
detector